País

Recortes de presupuesto y salarios

“Si la ciencia es cara, el país será pobre”, dijeron cinco directores de Conicet

El presupuesto 2019 del organismo apenas 23% superior al de este año, para el que se proyecta una inflación del doble. Advierten sobre la sangría de personal técnico y de apoyo por los bajos salarios. Encabezan su llamado con palabras del argentino Nobel de Medicina Bernardo Houssay


Los directores de cinco institutos del Conicet del país hicieron un llamado público a las autoridades nacionales con la intención de que revean las podas presupuestarias y salariales al sistema de Ciencia y Técnica de la Argentina, evidenciadas ya este año y con continuidad agravada en el Presupuesto 2019. Uno es Roberto Rivarola de Rosario, que dialogó con El Ciudadano. Encabezaron la declaración con palabras del argentino que recibió el Premio Nobel de Medicina en 1947, Bernardo Houssay: “Los países ricos lo son porque dedican dinero al desarrollo científico-tecnológico. Los países pobres lo siguen siendo porque no lo hacen. La ciencia no es cara. Cara es la ignorancia”.

Esta semana los científicos decidieron alertar, una vez más, sobre las consecuencias a corto, mediano y largo plazo de las políticas públicas en su sector, estratégico para cualquier país. Lo hicieron al filo de este 2018 con el antecedente de lo que ocurrió y las sospechas de lo que viene. En la descripción del panorama actual incluyeron los bajos salarios de investigadores, pero también las insuficientes remuneraciones a los becarios que en muchos casos están “por debajo de la línea de pobreza”. Sumaron también nlas dificultades para el ingreso de personal de apoyo y la renovación de cargos para el plantel técnico administrativo del Conicet. Avisaron que los bajos sueldos empujan la salida de estos profesionales sin que haya chances de cubrir las vacantes. “En particular, se da en el personal administrativo y técnico relacionado con la informática y la vinculación tecnológica”, amplió en diálogo con El Ciudadano, Roberto Rivarola, doctor en Física y en Estado de la Ciencia, y director del Instituto de Física Rosario (Ifir).

Una comparación sintetizó en el comunicado el estado de situación: el presupuesto 2019 aprobado por el Congreso contempla para el Conicet un aumento aproximado del 23 por ciento en pesos en relación al de este año. La inflación en el mismo período rondará el 46 por ciento como piso, según varios y variados análisis económicos. Los firmantes explicaron que a diferencia de lo que sucedía en los últimos años la nueva previsión de financiamiento para el organismo incluye por primera vez los futuros acuerdos paritarios: el ítem 1 de remuneración del personal. “Las paritarias siempre se trataron por fuera del presupuesto”, sostuvo el director del instituto rosarino para poner en evidencia que así se esconde un recorte mayor a la totalidad del financiamiento del organismo.

Siempre según escribieron los cinco directores de Conicet, también hay una disminución significativa de los fondos para funcionamiento, inversión y financiación de proyectos. “En nuestro caso, nos dieron una quinta parte de lo que solicitamos”, agregó Rivarola.

El dinero previsto por la Nación es insuficiente pero, además, dijeron los directores del Conicet, ni siquiera se utiliza en su totalidad. “La mayoría de las unidades ejecutoras terminarán el año con un financiamiento de solo el 40 por ciento de lo prometido y es importante que se sepa que esto no responde a caprichos del directorio sino al efecto selectivo que los aumentos de tarifas han tenido en el organismo”, escribieron los científicos. “El dinero no llega desde la administración nacional”, apuntó Rivarola tras destacar que el tema se agudizó este año pero viene del inicio de la actual gestión nacional.

El investigador señaló la contradicción de que fue la actual gestión nacional de Cambiemos la que impulsó métodos de trabajo multidisciplinarios en esas unidades para las cuales los fondos no alcanzan. “Y eso pese a los esfuerzos de la gerencia del Conicet, que ingenia formas de sacar recursos de otras áreas sin comprometerlas”, señaló Rivarola.

Otro punto es la falta de presupuesto para el mantenimiento de los edificios donde se alojan los proyectos, que no es de este año sino de arrastre, con lo cual se agrava en cada ejercicio. “El presupuesto 2019 deja al organismo al borde de la imposibilidad de financiar cualquiera de sus muchos instrumentos de promoción y esto a su vez afectará seriamente la capacidad de trabajo de toda la red institucional del Conicet y de las instituciones asociadas”, escribieron en el comunicado.

Sin reuniones científicas

“Nos hemos visto forzados recientemente a tomar la dolorosa resolución de no otorgar por ahora los subsidios para reuniones científicas que ya habían sido seleccionadas en la correspondiente convocatoria por falta de financiamiento, aun a sabiendas del perjuicio que esto producirá en la comunidad, pues es necesario destacar que nuestro país tiene una larga y reconocida tradición de acoger año tras año prestigiosas reuniones nacionales, regionales e internacionales que cumplen la función fundamental de promover la sociabilización de las líneas de trabajo y fomentar la imprescindible cooperación”, insistieron en la carta que enviaron a los medios de comunicación este fin de semana. “Se van a tener que buscar recursos de otros ámbitos”, lamentó Rivarola.

Conicet y sociedad

Uno de los problemas que afronta el organismo es clave para la concepción de la ciencia: el de la vinculación tecnológica. “La falta de personal y dinero afectan la transferencia de conocimientos al resto de la sociedad”, opinó Rivarola.

La declaración de los directores del Conicet recuerda lo que plantearon en la Cámara de Diputados durante el debate previo a la sanción de la ley de presupuesto 2019. “Entendemos que las políticas públicas de financiación de la ciencia, la tecnología y la innovación deberían fijarse en una perspectiva estratégica, más allá de las urgencias y la inmediatez que caracterizan a la política argentina”, señalaron en la carta. Los investigadores también plantearon que “las sociedades contemporáneas no disponen de valor más preciado que el conocimiento a la hora de superar sus problemas, mejorar la calidad de vida de sus ciudadanas y ciudadanos, y proyectar un futuro de prosperidad con justicia y equidad”. Para los directores, la capacidad de producción de conocimiento del país que es consecuencia del trabajo de varias generaciones y está reflejada internacionalmente con infinidad de reconocimientos.
Los firmantes reclamaron “hacer de la ciencia y la tecnología una política de Estado” como una necesidad urgente y para ello piden alejarse de las declamaciones y la búsqueda del resultado fácil y rápido. En cambio, pidieron por inversiones sostenidas y articuladas entre todos los sectores de la sociedad y de todos los niveles del Estado.

Rivarola destacó los atrasos en el envío de fondos para los Proyectos de Investigación Plurianuales (PIP), que proponen visiones de largo aliento y que sufren la merma de financiamiento desde 2015. “Es imprescindible aumentar sustancialmente la inversión pública y estimular fuertemente la inversión privada en Ciencia y Técnica”, señalaron los científicos en la carta y recordaron que su interlocutor es el presidente Mauricio Macri.

Firmaron la carta la investigadora, socióloga, historiadora y feminista, Dora Barrancos; el licenciado y doctor en Física cordobés, Francisco Tamarit; el doctor en Ciencias Químicas de La Plata, Miguel Laborde; el ingeniero Electromecánico, Tulio Del Bono y el rosarino Roberto Rivarola.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios