Política

La Libertad atrasa

Diputados libertarios presentaron un proyecto de Ley para derogar el aborto legal

El proyecto del oficialismo ingresó este miércoles por la mesa de entradas de Diputados, a 24 horas del fracaso de la Ley Ómnibus y a días del encuentro de Milei con el papa Francisco. Sin embargo, el vocero presidencial negó que el mandatario impulse la iniciativa


Los diputados del bloque La Libertad Avanza Rocío Bonacci -rosarina-, Benedir Beltrán, María Fernanda Araujo, Lilia Lemoine, Manuel Quintar y el jefe del Bloque, Oscar Zago, presentaron un proyecto de Ley para derogar la Ley 27610 del acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo y a la atención postaborto de todas las personas con capacidad de gestar, para derogar la norma y penar esa práctica.

El proyecto oficialista para derogar la ley del aborto que presentó esta semana un grupo de diputados de La Libertad Avanza “no está impulsado” por el presidente Javier Milei, dijo este jueves su portavoz.

“(Este proyecto) no es parte de la agenda del presidente. No ha sido una decisión del presidente. No está impulsado de ninguna manera por el Poder Ejecutivo”, enfatizó el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en su habitual rueda de prensa en la Casa Rosada.

La iniciativa se da horas antes del encuentro del presidente Milei con el papa Francisco en el Vaticano y un día después de que el oficialismo retirara del tratamiento de la Ley Ómnibus, un traspié para el gobierno.

El proyecto oficialista propone, en uno de sus artículos, la reclusión de tres a diez años, si el aborto se realiza sin consentimiento de la mujer. Esta pena podrá elevarse hasta quince años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer”, detalla y agrega: “Con reclusión o prisión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer”. “El máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer”, agrega.

Además cambia el artículo 86 que se refiere a los profesionales a cargo de la intervención de los abortos: “Sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo. El aborto causado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta y con el fin de evitar un peligro inminente para la vida de la madre no es punible, siempre que el peligro no pueda ser evitado por otros medios”.

“Será reprimida con prisión de uno a tres años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer no es punible. El juez podrá disponer que se exceptúe de la pena a la mujer en atención a los motivos que la impulsaron a cometer el delito, su actitud posterior, y la naturaleza del hecho”, agrega la modificación del artículo 88.

Uno de los puntos más polémicos es el referido a los abortos realizados en embarazos originados por una violación: “Decidimos eliminar la causal de no punibilidad por entender que la misma ha sido sistemáticamente interpretada como una justificación de la práctica. Sin embargo, dichos casos quedan comprendidos en la redacción propuesta para el artículo 88 del CP, que autoriza al juez a eximir a la mujer de la pena en atención a las causas que la llevaron a abortar y a su comportamiento posterior, manteniendo así el carácter delictivo de la conducta. En efecto, creemos que no existe ninguna razón, por dramática que sea, que justifique el descarte de una vida inocente”.

Esta idea, la de derogar y modificar la ley de Aborto, había sido un eje de campaña presidencial.

Inclusive fue tema del presidente Milei en el Foro de Davos, en su discurso en el que hizo mención a “la agenda sangrienta del Aborto”. Al respecto, al día siguiente el vocero Manuel Adorni, en conferencia de prensa, señaló que “con esa definición que dio el Presidente podemos sospechar que efectivamente es un tema que en algún momento se debatirá, pero solo estoy sacando una conjetura de lo que me acabas de decir en relación a ese fragmento del discurso de Davos”.

Rechazo

Diputados y funcionarios opositores expresaron su rechazo al proyecto de ley presentado por diputados de La Libertad Avanza (LLA) que busca derogar la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La diputada nacional Margarita Stolbizer (partido GEN) consideró hoy una “provocación” el proyecto y añadió que desde el oficialismo “buscan pudrir cada vez más” la situación política y social.

“Es una provocación que en medio de lo que se está discutiendo el oficialismo busque derogar la Ley IVE. Buscan pudrir cada vez más”, interpretó la legisladora esta mañana en declaraciones a Radio Con Vos.

En el mismo sentido, añadió que “esta escalada de los discursos violentos es acompañada por una provocación como esta porque entendamos que la ley IVE fue una conquista y un derecho”.

“Los derechos humanos no pueden ser regresivos, todos estos proyectos que tienen y ni que hablar este nuevo (derogación del IVE) implican una regresión en materia de protección de derechos fundamentales y no estamos dispuestos a tolerarlos”, advirtió.

Desde el Frente de Todos, la diputada nacional por la provincia de Entre Ríos Carolina Gaillard se pronunció en el mismo sentido y expresó: “No daremos un solo paso atrás en materia de derechos de las mujeres”.

Desde su cuenta su cuenta personal de la plataforma X, Gaillard indicó que las mujeres están “más firmes que nunca para defender una ley que se construyó a fuerza de militancia, participación activa del feminismo organismos de derechos humanos y el cuerpo de miles de mujeres que murieron por la clandestinidad”.

En tanto, destacó que la ley que contempla la interrupción voluntaria del embarazo “vino a dar una respuesta a un problema de salud pública”; y concluyó con la consigna: “Ni un paso atrás con aborto legal”.

Del mismo modo, la parlamentaria del Parlasur Victoria Donda publicó en X: “Así sacamos la ley/ así la defendemos”, junto a una foto donde se observa la multitud con pañuelo verde tomada desde un dron al momento de la sanción de la norma que intenta ahora ser derogada.

También la ministra de Mujeres y Diversidad de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, señaló hoy que LLA “quiere usar el tema del aborto como una cortina de humo” y pidió que el Congreso “no tome esto ni siquiera en consideración”.

En diálogo con Télam Radio, la funcionaria bonaerense destacó que LLA viene “de un fracaso político estrepitoso con esa ley disparatada de venta y saqueo de la Argentina”, por lo que “quieren utilizar un tema sensible por el que se ha producido un enorme debate, movilización y que concluyó en el consenso mayoritario”.

En tanto, el Frente Grande repudió en un comunicado el proyecto, en el que LLA “pretende modificar el código penal para generar penas severas a los efectores de salud que practiquen interrupciones de embarazos” y agregó: “A este intento de avasallar el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, una vez más le decimos no. No vamos a retroceder frente al oscurantismo y la violencia que nos quieren imponer. No lo lograrán”.

Por su parte, la diputada nacional Myriam Bregman (PTS/Frente de Izquierda) manifestó que con la iniciativa contra el aborto legal “se ve a diputados de La Libertad Avanza desesperados por volver a usar a la reacción patriarcal como elemento aglutinador, ahora, siendo gobierno y en medio de tarifazos, ajustes y una inflación desatada”.

El proyecto fue presentado el lunes, con la autoría de la diputada Rocío Belén Bonacci, y pide la derogación de la “Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE)”, además de retrotraer los artículos del Código Penal que la ley aprobada en 2020 modificaba.

La iniciativa fue acompañada por los diputados Benedit Beltrán, María Fernanda Araujo, Lilia Lemoine, Manuel Quintar y el presidente del bloque libertario, Oscar Zago.

La ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) fue sancionada a fines del 2020 y en el proyecto de Bonacci se solicita la derogación de la norma además de retrotraer los artículos del Código Penal que la ley modificaba.

En un posteo que realizó en X en las últimas horas, Bonacci aclaró que el proyecto para derogar la ley IVE es una iniciativa propia y “no del Poder Ejecutivo” que encabeza Javier Milei.

“El proyecto es mi iniciativa no del Ejecutivo y ha sido puesto a la consideración del cuerpo que integro. Defiendo la vida. Ni más, ni menos”, publicó la diputada en X.

Comentarios