Mundo

Xenofobia

Dinamarca planea otro gueto para los inmigrantes

Todas aquellas personas a los que se le deniegue el asilo y a los que no puedan deportar será enviados a una isla. En el pequeño territorio, al que sólo se accede por ferries, está instalado un laboratorio que realiza investigaciones sobre virus contagiosos que afectan a los animales


Dinamarca planea otro gueto de la vergüenza: el gobierno quiere enviar a todos inmigrantes a los que se le deniegue el asilo y a los que no puedan deportar, a una isla. Recupera así viejos capítulos repugnantes de la historia.

Lindholm es el islote aislado donde se investigan enfermedades infecciosas: es el destino que el gobierno danés prepara para todos los, según dicen, “extranjeros indeseables”. Esto es, todos los inmigrantes cuyas solicitudes de asilo se rechacen y a los que no se pueda deportar, además de criminales que hayan cumplido condena.

Los críticos de la severa medida advierten que significa privar de libertad a personas, aunque estas hayan cumplido sus condenas.
La pequeña isla es un territorio de difícil acceso que en la actualidad alberga laboratorios, establos y el crematorio de un centro de investigación sobre virus contagiosos de animales, señaló el diario The New York Times.

Al lugar sólo se accede por dos ferries y uno de ellos lleva el nombre de “virus”.

La medida se aplicaría a partir de 2021 y aunque aún tiene que aprobarse, los presupuestos de 2019 –año electoral en Dinamarca– ya contemplan los planes para las instalaciones de alta seguridad en la isla, que costarán 100 millones.

El centroderecha danés compra así el discurso de los ultras del Partido Popular de Dinamarca que, eufóricos, publicaron un vídeo con consignas xenófobas: “Hasta que no nos podamos deshacer de ellos, los trasladaremos ahí con policía a toda hora”.

La ministra de Inmigración de Dinamarca, Inger Stojberg, escribió en su cuenta de la red social Facebook que, “no son deseados en Dinamarca y sentirán eso”. Agregó que serían enviados a la isla “los no deseados de la sociedad danesa, aquellos que han cometido delitos o constituyen una amenaza para la seguridad del estado, delincuentes y solicitantes de asilo rechazados que hayan sido condenados por violación del Código Penal o la Ley de Drogas”.

Y la remató: “¡No son deseados en Dinamarca y deben notarlo!”

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios