El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Dilema leproso: cerrar ahora con Osella o Almirón, o negociar por Beccacece o Vojvoda en diciembre

Así, el tema hoy pasa por bancar a Taffarel cualquiera sean los resultados y en diciembre apuntar a cerrar a algunos de los entrenadores que más seducen y se acercan al proyecto de la dirigencia. O negociar ahora con Almirón, Osella o algún otro


La búsqueda del nuevo entrenador será tema central en el Parque al menos hasta que haya una definición clara. La dirigencia nombró como interino hasta diciembre a Adrián Blas Taffarel sabiendo que los nombres apuntados eran de difícil resolución o que recién a fin de año podía sentarse a hablar por tener contratos vigentes. Pero los malos resultados y algunas decisiones desacertadas en estos dos partidos obligan a pensar que la espera puede ser larga y riesgosa, ya que son muchos los puntos en juego.

Hoy la dirigencia apunta a entrenadores de renombre, que den cierta confiabilidad, más allá de que en el fútbol nada está dicho de antemano. Por eso no sorprendió que la lista inicial tuviera a Gabriel Heinze, Eduardo Berizzo y Sebastián Beccacece.

De estos nombres, hay uno que ya dijo “no” (Berizzo), ya que no pretende dirigir en el país. Heinze está en España y llegar a él y convencerlo no parece sencillo, aunque la dirigencia no se resigna; y Beccacece tiene contrato hasta diciembre con Defensa y Justicia y la intención es analizar alguna propuesta del exterior.

Y en las charlas con Bragarnik por Beccacece, el representante ofreció dos nombres: Jorge Almirón y Diego Osella. Si bien no estaban en los planes originales, la dirigencia por ahora no los des-carta, como tampoco lo hace con dos entrenadores que son del gusto de Ignacio Astore: Juan Pablo Vojvoda y Facundo Sava.

El debate interno pasa por este inicio de Taffarel más complicado de lo esperado. Algunos consideran que hay que mantenerse con la idea de contratar a algunos de los entrenadores apuntados originalmente, aunque eso implique esperar hasta diciembre. Otros, en cambio, entienden que si el equipo no muestra una mejoría ante Independiente, hay que acelerar los tiempos para no complicar aún más al equipo en una tabla de promedios que por ahora entrega algo de margen.

¿Quiénes podrían cerrarse ahora? ¿A quiénes hay que esperar? Bragarnik no le cerró la puerta a Beccacece, pero les anticipó a los directivos con los que habló que la prioridad será esperar algo del exterior. Y ofreció a Jorge Almirón y Diego Osella, que podrían asumir de inmediato.

Almirón, uno de los entrenadores que venían con mayor proyección en Argentina, tuvo un bajón tras un paso poco afortunado Atlético Nacional de Colombia, San Lorenzo y Elche de España. Pero no deja de ser un entrenador con buen currículum y una idea de juego ofensiva que no disgusta.

Osella, en tanto, está disponible tras un último paso por Ferro, donde no le fue bien. Pero en el Parque recuerdan que fue el DT que sostuvo al equipo en primera en 2016/17, incluso con campaña de pelear el título. Su salida por confrontar con Eduardo Bermúdez dejó inconcluso un proceso donde la Lepra mostró ser competitivo y estar muy bien preparado físicamente, un déficit de los últimos años.

Esperar hasta diciembre sumaría un nombre a la lista: Juan Pablo Vojvoda. El ex DT de la reserva leprosa dirige Fortaleza de Brasil con mucho éxito. Actualmente está en el tercer puesto del Brasileirao con un equipo que en general pelea abajo. Su contrato vence a fin de año y seguramente intentarán retenerlo, pero su deseo de dirigir en Newell’s podría hacerlo analizar la propuesta.

Uno que está en la misma situación es Facundo Sava, que podría ser una opción si se caen algunos de los técnicos apuntados. Sava es de los preferidos del Tata Martino por su estilo de juego y manejo de grupo, pero hoy está en Quilmes peleando el ascenso. Y hasta diciembre no puede sentarse a negociar.

Así, el dilema hoy pasa por bancar a Taffarel cualquiera sean los resultados, y en diciembre apuntar a cerrar a algunos de los entrenadores que más seducen y se acercan al proyecto de la dirigencia. O negociar ahora con Almirón, Osella o algún otro, para no seguir dejando puntos en el camino y empezar a rearmar el plantel sin tanto apuro, como sucedería si el DT recién llega a fin de año.

Comentarios