Sociedad

Dieta rica en fibras y evitar el estreñimiento ayuda a prevenir hemorroides

Especialistas recomiendan hacer una consulta médica para aliviar el malestar y porque los síntomas son similares al cáncer de colon


Una dieta rica en fibras y evitar el estreñimiento ayuda a prevenir hemorroides, una inflamación de las venas de la parte inferior del recto que puede causar dolor y sangrado y que es muy prevalente en la población, señaló un especialista del Hospital de Clínicas San Martín que recomendó consultar tras su aparición para aliviar el malestar y porque los síntomas son similares al cáncer de colon.

“Las hemorroides son venas que se presentan en la parte inferior del recto o el ano. A menudo, las personas pueden tenerlas sin darse cuenta, pero cuando se inflaman o se agrandan, pueden causar dolor y sangrado. Los síntomas comunes de las hemorroides incluyen picazón, ardor, dolor, bulto y sangrado. También, pueden causar dolor al momento de ir al baño y dificultad para sentarse”, señaló en un comunicado Alejandro Moreira Grecco, jefe de la División Cirugía Gastroenterológica del Clínicas.

Y continuó: “Cabe remarcar que ninguno de estos síntomas es normal y su sola presencia debería generar una consulta médica. Sobre todo la presencia de sangre junto a la materia fecal o al finalizar las deposiciones debe generar una consulta y, habitualmente, se puede completar el estudio con una videocolonoscopia para descartar causas más graves de sangrado como ser los pólipos o tumores de colon y recto”.

Las causas de las hemorroides pueden variar. Algunos de los factores de riesgo incluyen el estreñimiento crónico, el embarazo, la obesidad, el sedentarismo, el levantamiento de pesas y la edad avanzada.

“Existen distintos tipos de patología hemorroidal y esto va a depender del grado de gravedad de la misma. En ocasiones, existen síntomas solamente transitorios atribuibles a la inflamación del tejido hemorroidal, muchas veces vinculados a algún exceso en la dieta o una alteración aguda del hábito intestinal”, describió Moreira Grecco.

En ese marco, puntualizó que, “en otros casos, cuando el tejido se encuentra ya elongado o agrandado y presenta prolapso, los síntomas, si bien pueden tener períodos de mayor y menor intensidad, habitualmente son persistentes y lentamente progresivos”.

El tratamiento de las hemorroides va a depender de la intensidad de los síntomas: “En general, siempre se comienza con drogas flebotónicas, pomadas tópicas y cambio del hábito dietético. Si esto no llegase a dar resultados o si los síntomas fuesen recurrentes o dependientes del tratamiento, existe la posibilidad de realizar intervenciones mínimamente invasivas o cirugías, que sólo se realizan en los casos más avanzados”, comentó el profesional.

Además, alertó que “es importante recordar que la patología hemorroidal es altamente frecuente en la población y se considera que todas las personas van a consultar al menos en algún momento de su vida por un problema de este tipo”.

Las hemorroides afectan a pacientes de todas las edades y con igualdad entre los sexos.

Finalmente, indicó que un diagnóstico y tratamiento temprano pueden evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Además, “acudir al especialista resulta clave ya que las hemorroides pueden ser síntoma de otras afecciones, y es importante resaltar que el cáncer colorrectal es el tercer cáncer en frecuencia en Argentina y es prevenible con un screening realizado en forma oportuna. A su vez, el diagnóstico precoz de dicha patología aumenta las chances de curación de los pacientes que lo padecen”.

Por último, destacó que “seguir una dieta rica en fibras y evitar el estreñimiento para prevenir el desarrollo de hemorroides”.

Comentarios