Edición Impresa, El Hincha

Toca poco

Diego Mateo está disponible para el duelo ante Banfield

Pomelo podría regresar en lugar de Sills y Voboril también está recuperado y sería opción con Paz de zaguero.


Newell’s arrancó la semana de cara al partido del sábado a las 17.45 ante Banfield con algunas dudas y otras certezas. Diego Osella deberá buscar el reemplazante del suspendido Néstor Moitaghi, pero podrá disponer de Diego Mateo y Germán Voboril, recuperados de lesiones musculares.

Pomelo trabajó ayer a la par del resto y si el técnico lo dispone regresaría ante el Taladro. La lógica indica que el roldanense ingresará al equipo por Juan Ignacio Sills, quien fue titular los dos últimos partidos.

Distinto es el caso de Facundo Quignon, quien aún se recupera de una distensión en el sóleo derecho y no estará disponible este fin de semana. La ausencia del ex San Lorenzo por tercer partido consecutivo le permitirá continuar entre los once a Sebastián Prediger.

En tanto, la gran duda en el inicio de la semana pasa por quién será elegido por el DT para reemplazar a Néstor Moirgahi, quien llegó a la quinta amarilla.

Osella tiene varias alternativas para ocupar el lugar del ex Olimpo: Leandro Vega, Nehuén Paz, Franco Escobar, Sebastián Domínguez y el juvenil Lisandro Martínez.

Vega es la opción que aparece como más potable, ya que llegó de River para justamente cubrir la posible ausencia de Moiraghi. Pero el entrenador leproso quedó molesto con el defensor porque no se mostró ‘entusiasmado’ en jugar de lateral ante la lesión de Voboril (tuvo que improvisar a Nehuén Paz) y ese enojo de Osella podría jugar en contra para Vega, quien sólo fue cuatro partidos al banco y aún no debutó.

Otra alternativa sería correr a Nehuén Paz a su posición natural de zaguero zurdo y ubicar como lateral a Voboril, recuperado de una lesión muscular. Osella está muy conforme con el rendimiento de Paz como marcador de punta y el único punto en contra de esta variante sería que debe modificar dos piezas en defensa: el ingreso de Voboril y el cambio de posición de Paz.

Otro detalle es que Voboril no juega desde la quinta fecha cuando la Lepra enfrentó a Temperley. Primero una distensión en el isquiotibial y luego otra en el sóleo lo dejó afuera de las canchas durante dos meses. Y esa falta de fútbol puede ser un punto en contra a la hora de la decisión de Osella.

Tampoco hay que descartar el ingreso de Franco Escobar, uno de los defensores que Osella tiene muy en cuenta. Si el juvenil ingresa como primer zaguero, el problema es que Fabricio Formiliano debería jugar como segundo marcador central, una posición que no es habitual para él.

Con menos chances aparecen Sebastián Domínguez y el juvenil Lisandro Martínez, quien ayer entrenó con el seleccionado Sub 20 de Claudio Ubeda, una señal que Osella no lo tiene en los planes para este fin de semana.

El resto del equipo se mantendría, aunque está claro que a pesar de los buenos resultados Joel Amoroso es uno de los jugadores que está en deuda y no sería raro que Osella piense en Víctor Figueroa, Eugenio Isnaldo o Mauricio Tevez para ocupar su lugar.

Esta semana renueva Diego Osella

La renovación del contrato de Diego Osella pasó a ser un tema principal en la agenda de Newell’s y esta semana tendrá su punto final cuando la dirigencia se junte con el entrenador para sellar el nuevo vínculo.

El contrato del DT concluye el 31 de diciembre, ya que Roberto Sensini y la dirigencia anterior no quisieron hacerlo por más de un año debido a que en el medio de este proceso iba a haber elecciones y posiblemente las agrupaciones tuvieran otros técnicos en carpeta.

Pero ganó el Movimiento Rojinegro Querido y Eduardo Bermúdez respaldó a Osella, a pesar de que los hinchas no estaban de acuerdo.

Los buenos resultados llegaron y con la victoria en el Clásico el entrenador ganó adeptos, tanto en la dirigencia como entre los hinchas. Y comenzó el proceso de renovación.

Osella prefirió no hablar antes del Clásico para que el foco no desviara la prioridad y luego hubo algunas charlas. “Los números no van a ser un problema”, confesaron las partes luego de cada encuentro. Y eso que al DT se le deben tres meses a partir de un gran atraso que traía cuando asumió esta dirigencia en junio.

Incluso Osella tuvo una oferta del fútbol árabe que desestimó por quedarse en el Parque. “Siempre quise estar aquí, no veo un lugar donde pudiera ser más feliz”, confió el entrenador.

La situación de violencia en el club tras el atentado a Cristian D’Amico postergó unos días la reunión para acordar la firma del contrato, pero este viernes la dirigencia tiene pactado juntarse con el DT y se oficializaría la renovación.

Por lo pronto, Osella ya diagramó con el secretario técnico Santiago Ramos y su cuerpo técnico la pretemporada. El 4 de enero el plantel debe presentarse en Bella Vista y del 8 al 18 de enero estará en Mar del Plata, alojándose en el hotel Spa República y con entrenamiento en el complejo Villa Marista.

Y además ya comenzaron las charlas con Eduardo Bermúdez para la posible llegada de dos refuerzos, aunque la prioridad es la renovación de los préstamos de Luis Advíncula y Fabricio Formiliano.

Comentarios