El Hincha, Rosario Central

Central

Di Pollina: “Es una situación difícil pero con un par de buenas ventas se puede sanear la economía”

El presidente de Central explicó a fondo la situación en la que está el club tras varios meses sin actividad futbolística por la pandemia. Pero también se refirió a lo deportivo y a los contratos que se vencen


A poco más de dos meses del parate en el fútbol, Rosario Central sufre las consecuencias. Y estas repercuten principalmente en lo económico. Es que según reconoció el presidente del club de Arroyito, Rodolfo Di Pollina, en este tiempo “la recaudación mensual se redujo aproximadamente en un 50 por ciento”. Y como contrapartida, pudieron reducir los gastos “en un 25 por ciento”. Más allá de aceptar que la situación “es preocupante”, Di Pollina cree que “no es difícil” de resolver. Y apuesta a que puedan “concretar un par de ventas de jugadores en el próximo mercado” para acomodar la jaqueada economía auriazul. Además, trabajan para “darles una mano” a los socios que en los últimos meses no pudieron cumplir con el pago de la cuota.

En diálogo con “Contraseña Fútbol”, programa deportivo que se emite por Canal 5, Di Pollina también se refirió a cuestiones futbolísticas. El mandamás canalla se mostró optimista de que durante los primeros días de junio se empiecen a resolver las continuidades de Diego Cocca y Marco Ruben, ambos con vínculos que vencen a fin de este mes. Y también confió que esta semana buscarán acordar con plantel y cuerpo técnico cómo y cuándo se pagarán los salarios correspondientes a los meses de abril, mayo y junio.

-Hace dos meses y medio que está parado el fútbol. ¿Cómo viene la recaudación de Central?

-Estimamos una merma en la recaudación general de entre un 45 y un 50 por ciento. Esta baja abarca, entre varios puntos, cuota societaria, venta de plateas y auspicios ligados al estadio cuando se juegan partidos.

-En cuanto a los socios, ¿en qué pocentaje bajó el pago de la cuota mensual?

-Hay que ver bien mes a mes. La situación económica de la gente es muy complicada. El primer mes estuvo entre el 30 y el 35 por ciento; y ahora calculamos que en el segundo creció la merma y está entre 40 y 45 por ciento. Para combatir esto, estamos trabajando con algunas propuestas para que el socio trate, dentro de sus posibilidades, de seguir pagando la cuota.

-¿Cuáles son esas propuestas?

-Estamos tratando de implementar algunas políticas para fomentar la continuidad del pago de la cuota. Desde ya que estamos muy agradecidos, de corazón, al socio que no dejó de hacerlo. En especial porque hoy el club no puede brindar demasiados servicios, aunque sí tenemos que mantener una estructura importante. Hace unos días lanzamos premios, la mayoría de ellos simbólicos, para los que estén al día con la cuota. En lo material, sorteamos la chance de jugar un partido en el Gigante, ropa, y alguna cosa más. Es nuestra forma de agradecer el apoyo al socio.

-¿Y el que no pudo pagar estos meses?

-Lanzamos una moratoria para que puedan evaluar distintas chances de refinanciar la deuda y así seguir siendo socios sin problemas. No queremos perder socios por deuda de cuotas en esta situación circunstancial que se dio. La idea es premiar al que viene pagando y generar una comunicación directa con el que no puede para ver qué se puede hacer al respecto.

-Se redujeron los ingresos, está claro. ¿Pudieron achicar el gasto mensual?

-Hay situaciones de tercerización de servicios que se interrumpió: limpieza, seguridad del estadio, alimentos. Un montón de cosas que se pueden achicar por la falta de actividad plena. También venimos charlando con los empleados del club, y otros actores, sabiendo que de esta situación tenemos que salir colaborando entre todos. En este sentido, dependemos del nivel de conciencia de ellos. Si los ingresos se redujeron cerca de un 50 por ciento, los gastos se achicaron cerca de un 25 por ciento.

-¿Cuándo se juntan a charlar sobre el pago de los sueldos de abril, mayo y junio con plantel profesional y cuerpo técnico?

-La idea es sentarse en los próximos días tal como lo hicimos hace un tiempo para acordar los pagos de febrero y marzo. Sabemos que contamos con la mejor predisposición para hacerlo tanto de parte de los jugadores como de Diego Cocca y sus colaboradores. Hay que buscar un acuerdo razonable y solidario, acorde a la situación que vivimos.

-El formato de la propuesta, ¿será similar al que plantearon para abonar febrero y marzo, con reducción salarial y pago refinanciado a futuro del saldo?

-Es para charlar. Tenemos un par de ideas y las vamos a plantear. La idea es que, a partir del diálogo, las partes se perjudiquen lo menos posible. Buscamos un acuerdo para los tres meses que quedan de cierre de este semestre que sea consensuado, no algo unilateral. También tenemos que negociar pagos con proveedores, acreedores; la cosa también pasa por allí, por mantener el diálogo y tratar de ser lo más ordenados posible.

-Para llegar tranquilo hasta fin de año, ¿cuánto dinero necesita recaudar Central a partir de transferencias de jugadores en el próximo mercado de pases?

-En los últimos dos libros de pases mantuvimos una política de inversión en pases de jugadores con la idea de apoyar al técnico en todas sus necesidades. Ahora entendemos que con una o dos ventas podemos empezar a sanear nuestra economía y cumplir con los compromisos que asumimos en el último tiempo. Sería lo ideal, pero no sabemos cómo se van a mover los demás clubes en el próximo mercado, especialmente los de Europa, México y Brasil.

-En los últimos días se dio la chance de que Joaquín Pereyra saliera a préstamo a Sporting Lisboa, pero en las últimas horas se frenó. ¿Qué pasó?

-Hubo un sondeo muy importante de parte de Sporting Lisboa, pero no se llegó a un acuerdo. A nosotros nos parecía bien que Joaquin (Pereyra) hiciera una experiencia en Sporting, donde no hace falta tener pasaporte comunitario para jugar. Es una liga en la que creemos que puede adaptarse y rendir bien. Y entendemos también que tenemos otros jugadores jóvenes en el club que lo pueden reemplazar. Pero, si bien la chance no está caída por completo, por ahora no hay acuerdo.

-¿La idea es no contratar refuerzos en los próximos dos mercados?

-Creemos que ya tenemos una base de jugadores de experiencia. Y a partir de esa base queremos darles rodaje a jugadores jóvenes del club. Esa será la política general, pero por allí se puede buscar algún refuerzo puntual. Eso sí, que no genere una erogación importante.

-Hay preocupación por el presente económico financiero del club, y varias agrupaciones opositoras presentaron pedidos de informe al respecto en los últimos días.

-Hay que tener en cuenta que tenemos un plantel con mayoría de jugadores propios y varios juveniles con proyección. La pandemia complicó las cosas y nos obliga a una política de austeridad. Pero vendiendo uno o dos jugadores cumpliremos con los compromisos que tenemos. De todos modos, la idea con las agrupaciones es citarlas entre lunes y martes. Estamos viendo si hacemos una reunión presencial o remota para presentar la información que requieren. Queremos escucharlos porque nos interesa la devolución que nos hagan respecto de lo que informemos.

-¿Debe mucho dinero Central?

-Si haces una mirada patrimonial, no. Es según como lo mires, yo la veo como una situación difícil, pero no preocupante. Insisto en que con un par de buenas ventas tenemos la posibilidad de sanear la economía. Hay que tener en cuenta que invertimos mucho para competir como lo hicimos en los últimos años.

-Si la situación se complica, ¿evalúan la chance de una convocatoria de acreedores?

-Insisto en que esto lo vamos a acomodar con un par de ventas. Así recuperaremos la estabilidad económica. Estamos hablando de términos manejables.

 

Los contratos que vencen

-El próximo 30 de junio termina el contrato de Diego Cocca. La dirigencia quiere que siga y a Cocca le gustaría continuar… ¿Qué está faltando para que se formalice la propuesta de renovación de vínculo?

-Es así, la idea es que siga. Empieza junio y ya es tiempo de definiciones. Hasta ahora no nos quisimos apurar.

-¿La intención es proponer un contrato de qué duración?

-Barajamos distintas opciones. Se charlará. El espíritu es aggiornarse a este nuevo escenario tratando de afectar lo menos posible los intereses de las partes. Como política, en líneas generales, estamos pensando en proponer contratos ligados a la productividad y lo más acotado posible en cuanto a duración. Tenemos que ser lo más creativos posible en cuanto a la proposición de contratos. La idea es la misma para jugadores y empleados jerárquicos.

-Teniendo en cuenta que no se sabe qué se va a jugar el semestre que viene, ¿puede que le propongan a Cocca un contrato por seis meses?

-Son todas posibilidades que vamos a poner sobre la mesa. Habrá que ver con cuál propuesta nos sentimos todos más cómodos.

-El próximo 30 de junio también se terminan los contratos de cinco futbolistas (NdR. Marco Ruben, Sebastián Ribas, Claudio Riaño, Cristian Colazzo y Kevin Gutiérrez). ¿Hay plazo para comunicarles qué pretende Central del futuro de cada uno de ellos?

-En los próximos días tenemos que tomar esas decisiones. Esperamos hasta hora porque queríamos saber qué se iba a jugar el próximo semestre. Pero se mantiene la incertidumbre al respecto y tenemos que definir de todos modos.

-Teniendo en cuenta que el proyecto futbolístico que viene apunta a darles espacio a lo jugadores jóvenes, parece difícil que se le renueve vínculo a la mayoría de estos jugadores.

-Hay momentos futbolísticos y políticas deportivas a seguir para cada uno de esos momentos. Entendemos que este es momento para darle lugar a un grupo de juveniles sobre los que tenemos una gran expectativa. No habrá descensos hasta junio de 2022 y eso nos permitirá jugar con algo menos de presión.

-Uno de los jugadores que finaliza contrato con Central el próximo 30 de junio es Marco Ruben. ¿Esperan una señal de parte del delantero para saber si va a seguir jugando al fútbol?

-Empieza junio y el inicio del mes marca el plazo que nos pusimos para charlar con firmeza sobre estos temas. Ya hicimos contactos informales con él. Respetamos sus tiempos. Hay que dejarlo tranquilo y esperar su decisión. Cuando volvió en diciembre dijo que su idea era la de seguir siempre que sintiera que está para seguir aportando. Esta semana o la otra seguramente charlaremos. Mi deseo y el de la comisión directiva es que siga en cancha porque es un referente en todo sentido. Queremos transmitirle que en un momento difícil como este necesitamos jugadores como él.

-Otro que finaliza vínculo a fin de este mes es Kily González, el DT de la reserva.

-Es un tema que todavía no está definido pero entiendo que debe seguir. El Kily está haciendo un trabajo muy importante generando lazos fuertes con los jugadores más jóvenes. Los chicos lo quieren mucho y el sentido de pertenencia del Kily con el club es muy grande. En la reserva está trabajando con jugadores muy jóvenes, y valoramos mucho lo que está haciendo.

Comentarios