Coronavirus, Política

Otras pantallas

Deuda externa, despidos y femicidios, ejes del vivo entre Residente y Alberto

A través de la res social Instagram, el ex líder de Calle 13 habló este lunes con el presidente sobre la lucha contra el coronavirus. Para el músico puertorriqueño esta es una forma de mostrar al mundo las políticas Latinoamericanas frente a las de Donald Trump


El músico puertorriqueño René Pérez Joglar habló con el presidente argentino Alberto Fernández en un vivo de Instagram sobre las políticas sanitarias, sociales y económicas aplicadas en el país para abordar la pandemia de coronavirus. A través de la red social, el ex líder de Calle 13 conocido como “Residente”, que tiene cerca de 6 millones de seguidores, dijo que quiere que se vea “cómo está trabajando Latinoamérica” como contracara de las políticas que aplica Donald Trump en los Estados Unidos y que impactan en Puerto Rico, que es un estado asociado. Hace unos días, el rapero publicó la primera de lo que promete ser una serie de entrevistas, con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele. Este lunes a las 18, René y Alberto charlaron por media hora sobre si los países deben o no pagar las deudas contraídas con organismos de financia-miento internacional o si de-ben destinar ese dinero para hacer frente a la emergencia social y sanitaria; sobre la postura política que tendrá el gobierno nacional frente a los empresarios que despiden empleados responsabilizando por ello a las repercusiones que el aislamiento social genera en la economía -como el caso de Techint-; y de las políticas estatales para frenar la violencia de género.

Deuda externa

“Esta pandemia nos da una oportunidad única. La humanidad en los últimos años tuvo bastantes gestos miserables, como abandonar a muchos pueblos al olvido, a la marginación. En esa realidad muchos pueblos se endeudaron y hoy padecen mucho por esas deuda”, considero Alberto frente a la pregunta de René acerca de si, dado el contexto mundial, los países de Latinoamérica deberían o no suspender los pagos de sus deudas externas.

El presidente argentino detalló que en la reunión del G20 en la que se debatieron estrategias y avances frente a la propagación del coronavirus, hizo dos planteos a los líderes del mundo. La primera fue la situación de los países endeudados: “Es-tamos en un tiempo donde debemos definitivamente esperar para seguir pagando la deuda”, dijo. La segunda fue la eliminación de los bloqueos económicos a países como Cuba o Venezuela, “porque la pandemia nos exige ser muy solidarios con todos” y “hay países a los que por razones políticas no los dejan entrar alimentos ni medicamentos y quedan abandonados a su suerte”.

“Como le gusta decir al papa, y a mí también: estamos en un momento donde nadie se salva solo; tenemos que salvarnos con el otro y por eso tenemos la oportunidad, como políticos, como seres humanos, de poner la solidaridad como bandera antes que nada y tenderle la mano al que lo necesita”, consideró Alberto, quien llamó a abandonar la cultura del descarte. “No podemos admitir que hay seres humanos que hay que descartar porque están sobrando y viviríamos más cómodos sin ellos. Tenemos que construir un gran paraguas que a todos nos ampare y que a todos nos proteja”.

Sobre la situación argentina aseguró que no se pagará la deuda externa a cualquier costo: “en este momento la prioridad es la salud y la vida de los argentinos”.

“Realmente espero que por una vez el mundo entienda que en este sistema capitalista te puede durar 10 minutos la fortuna. Mirá cómo han destruido empresas y fortunas en minutos porque la pandemia arrasó con todo. En verdad es para que pensemos de qué nos sirve construir y acumular tanta riqueza si un virus puede terminar con toda tu riqueza y toda tu fortuna en 10 minutos”, expresó el mandatario.

Especuladores

“Muchachos, les llegó la hora de ganar menos”, enfatizó el presidente en su última cadena nacional, en la que extendió el aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el final de la semana santa. El mensaje fue para los empresarios que especulan obtener mayores ganancias en menos de la emergencia, como los que aumentan los precios de los alimentos, y para otros, como para el presidente de la empresa multinacional Techint, presidida por el ítalo-argentino Paolo Rocca, que despidió a 1.450 trabajadores argumentando que por las medidas del gobierno no pueden hacer frente a los salarios.

“Se lo escuchó en el último discurso muy firme contra las patronales que despidan personal en este momento tan crítico. Sin embargo no está expresa la prohibición del cese de contratados”, remarcó René a Alberto, quien aseguró que los despidos de Techint “no se han concretado y no se van a concretar”.

“No voy a dejar que eso pase. Porque una regla de solidaridad es que en una situación como esta nadie se quede en la calle sin trabajo (…) Hemos dado muchísimos recursos para que las empresas no despidan al personal, hemos propuesto que el Estado pague parte del sueldo a sus empleados. En esto vamos a ser muy firmes. Ninguna sociedad se desarrolla si no es solidaria, ninguna sociedad es buena si no le tiende la mano al que está necesitado. Y ninguna sociedad es valiosa si vemos que algunos empujan a los otros al precipicio y no reaccionamos. Esa sociedad no la quiero para mi país. Todos los argentinos tienen que estar seguros de que vamos a proteger su trabajo”, remarcó.

Violencia de género

René también se refirió a la violencia de género, a los femicidios que se registraron en el país desde el inicio de la cuarentena y al ruidazo nacional que estaba convocado para el mismo momento en que estaba ocurriendo la entrevista.

Según la organización Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana), en los primeros diez días del aislamiento social preventivo y obligatorio que inició el pasado 20 de marzo, en Argentina fueron asesinadas al menos ocho mujeres. Desde que se inició el año los femicidios estuvieron entre las principales noticias difundidas por los medios de comunicación, pero con la pandemia por Covid-19 el foco de atención se corrió hacia allí. En Argentina, más del 60 por ciento de los femicidios son cometidos por parejas o ex parejas dentro del hogar, por lo que el aislamiento representa un peligro extra. Ante esta situación, Mumalá junto a otras organizaciones feministas de todo el país habían convocado a un ruidazo para este lunes a las 18.

“Lamentablemente el patriarcado existe, el machismo hace estragos en la sociedad argentina y eso no lo podemos permitir. Tenemos que en estos días, cuando conozcamos que hay un hecho de violencia de género, inmediatamente comunicarse a los teléfonos que existen, al 144, para pedir auxilio e inmediatamente nos ocuparemos de la mujer y a sus hijos, para preservar su salud de los violentos. Y los violentos pagarán en la justicia lo que han hecho”, dijo Alberto al respecto.

 

 

Comentarios