Policiales, Región

Ciudad convulsionada

Detuvieron a mujer de 64 años prófuga en causa por una saga de violaciones en San José del Rincón

Los imputados son un entrenador infantil y su pareja, una deportista conocida, junto a la hermana de ésta. La detenida este miércoles es la madre de las dos mujeres, sospechada de consentir las prácticas aberrantes cometidas entre 2010 y 2014 y salidas a la luz tras otra acusación


A.S.R. tiene 64 años y es madre de dos mujeres imputadas en una causa por reiterados abusos sexuales cometidos junto a un entrenador de triatlón y su pareja, una conocida deportista, en la localidad de San José del Rincón. A ella la acusan de prestar consentimiento para que varios de las violaciones denunciadas se cometieran en su casa. La detuvieron durante la tarde de este miércoles en otra vivienda, que le facilitaba una amiga en jurisdicción de Arroyo Leyes para que se escondiera de la justicia.

El operativo fue encabezado por personal de la Agencia de Trata de Personas y de Capturas, bajo la órbita de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). El caso, que motivó marchas ciudadanas en San José del Rincón, está a cargo del fiscal Matías Broggi. A lo largo de la investigación se presentaron tres víctimas de esos delitos sexuales.

En la causa están imputados el entrenador deportivo Walter Sales Rubio y las hermanas Solange y Sheila Arteriza. Una de ellas es pareja del hombre. Walter y Sheila permanecen con prisión preventiva. De la investigación surgió que varios de los abusos fueron cometidos, y se sospecha que con su consentimiento, en la casa de la mujer detenida este miércoles, madre de las dos ya imputadas.

 

Varios casos

La comunidad de San José del Rincón, ciudad del Departamento Capital que está en el conurbano del Gran Santa Fe, se vio convulsionada por varios hechos de abusos sexuales. Uno de ellos, denominado caso M, fue denunciado en julio último por una joven que acusó a su tío, transportista escolar, de abusarla sexualmente durante 11 años, desde 1998 hasta 2009.

La chica desató, con su denuncia, otras. Así, una joven de 22 años nombró días después a tres personas a quienes acusó de abusar de ella desde 2010 hasta 2014. Son el entrenador deportivo, su pareja y su cuñada. Como un efecto cascada, se conocieron otras cuatro víctimas del trío, varias de ellas menores de edad al momento de los hechos. 

La chica relató que los abusos fueron cometidos entre 2010 y 2014, cuando ella tenía entre 11 y 15 años y asistía a las prácticas de triatlón que dirigía el hombre denunciado. Los entrenamientos se realizaban durante las mañanas de verano en la playa de Rincón, en una escuelita de natación que dependía del Área de Deportes de la Municipalidad local. La joven detalló que cuando se reunían para salir a correr o pasear en bicicleta, también se juntaban en casas de los imputados, donde se perpetraban los abusos.


La seguidilla de denuncias por abusos en Rincón dio origen a una organización ciudadana, los Pañuelos Amarillos, que realizó una marcha para visibilizar la situación e incentivar las denuncias de otras potenciales víctimas.

El intendente de Rincón, Silvio González, se hizo eco de la convulsión social por los hechos puestos a la luz. “Hay mucho enojo, y ha descargado ese malestar con hechos violentos. Es una sorpresa enorme porque las personas que están vinculadas a estos hechos han tenido un reconocimiento social muy importante.  Una de ellas, una deportista destacada de nuestra provincia que ha estado recibiendo apoyo desde el Estado por sus actuaciones, y el otro es una persona muy conocida, con un trabajo en materia de entrenamiento de los niños”, reflejó el estupor el funcionario.

Comentarios