Policiales

Allanaron su vivienda

Detuvieron a Matías Pera por portación de arma

Amante de las pesas, metalero y cada vez más tatuado, a Pera se lo investiga por un incidente ocurrido el 28 de octubre de 2017 en el after Don Nadie, de Eva Perón al 7800, en barrio Fisherton.


Matías Pera, un hincha de Newell’s de alto perfil, ex integrante de la barra brava, fue detenido este miércoles por orden de la Fiscalía en una causa en la que se lo investiga por portación y abuso de arma de fuego, indicaron fuentes judiciales. Pera cayó en un domicilio de Santa Fe al 600, en un allanamiento efectuado por la Policía de Investigaciones a pedido del fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio Carlos Covani. Según adelantó un vocero judicial, el muchacho, alias Mati Tatuado y quien cumple condena a tres años de cárcel condicional por el famoso episodio conocido como la entangada del entonces jefe del paravalanchas Diego “Panadero” Ochoa, será imputado este jueves.

Amante de las pesas, metalero y cada vez más tatuado, a Pera se lo investiga por un incidente ocurrido el 28 de octubre de 2017 en el after Don Nadie, de Eva Perón al 7800, en barrio Fisherton. Según el fiscal, Pera participó de un enfrentamiento entre bandas que incluyó una balacera. Fuentes judiciales revelaron que los investigadores obtuvieron un video en el que se lo ve a Pera como acompañante de una motocicleta desde donde partieron los disparos. La agresión, que no tuvo víctimas, fue denunciada al 911.

Según publicó entonces El Ciudadano, el ataque se produjo entre la noche del sábado 28 y la madrugada del domingo 29 en el pool que funciona como after Don Nadie, en Eva Perón al 7800. En el local hubo una discusión entre varios hombres; luego un grupo se alejó del lugar y regresó a los tiros contra la fachada. No hubo heridos a pesar de que en el interior del bar aún había clientela.

El dueño de la moto, A., ya fue imputado en esta causa como partícipe necesario, reveló la fuente. A su vez, Pera hizo una denuncia en diciembre ante la Fiscalía de Violencia Institucional a raíz de un allanamiento a su sindicado chofer. Según adujo Pera –dijo una fuente judicial–, al estar mencionado en la causa los investigadores lo venían rastreando y le pidieron una coima, lo que motivó la denuncia. El ex barra leproso reveló así su domicilio en Santa Fe al 600, lugar que fue allanado en la mañana de este miércoles.  Según los voceros del caso, en el lugar se secuestró ropa y no se hallaron armas.

Matías Pera, durante años vinculado con Diego “Panadero” Ochoa y luego enemistado, ya posee una condena a tres años de prisión, en carácter condicional, por el episodio conocido como la entangada. Fue el 4 de septiembre de 2010, cuando un grupo de barras que desde diciembre de 2008 habían formado del círculo chico del Panadero intentaron un golpe de estado: lo bajaron a golpes del paravalanchas en pleno partido de Newell’s contra Independiente y lo tiraron semidesnudo fuera del estadio, tras robarle mil pesos, un celular, un Nextel, tarjetas de crédito y de débito y tarjetas de usuario de distintas armas de fuego.

Si te gustó esta nota, compartila