Asociativismo

Promufo

“Detrás de cada política pública hay gente”

Esta semana tuvo lugar la segunda entrega del año de los créditos Promufo para emprendedores locales


Esta semana tuvo lugar en el Centro de Innovación y Desarrollo Local (Cidel) la segunda entrega del año de créditos del Programa Municipal de Formación, Asistencia Técnica y Financiamiento (Promufo), iniciativa que el Estado local lleva adelante a través de las secretarías de Producción, Empleo e Innovación, y de Economía Social, en conjunto con el Concejo Municipal. En esta convocatoria 36 emprendedores obtuvieron los créditos que les permitirán iniciar o continuar con sus emprendimientos, por un monto total de $1.070.000. Otros cuarenta beneficiarios ya habían recibido aportes por un total de $1.165.000 en el pasado mes de abril. Con esta entrega, se completaron los pagos a los 76 proyectos previstos para 2018, con un monto total en créditos de $2.245.000.

“Detrás de cada política pública hay gente. En este caso, gente que va hacia donde están ustedes, a su casa, a su barrio, para conocerlos, charlar. Este es un programa que convive con muchos otros pero que a la vez es muy especial, porque más allá de recibir un apoyo económico, lo más importante es encontrarse, generar lazos nuevos, entablar diálogos”, expresó el secretario de Producción, Empleo e Innovación, German Giró.

En el acto, funcionarios municipales y concejales entregaron los créditos y certificados. Además, se organizó una muestra con los productos de los emprendedores y emprendedoras destacados en distintos rubros, como marroquinería, gastronomía, desarrollo de viveros, entre muchos otros.

Una de ellas, María Alejandra Gennero, lleva adelante un emprendimiento de toallas bordadas artesanales, y compartió su historia personal de lucha y superación. “Esto para mí es un empujón enorme, como para cada uno de nosotros. Le agradezco de corazón a la Municipalidad y al Concejo, a todo el Promufo que fue realmente excelente”, dijo al momento de recibir su crédito.

“El curso fue supervalioso, conocimos gente con unos valores enormes, y aprendimos de lo que el otro sabe y lo que está haciendo. Una persona que emprende es alguien que quiere buscar adentro de uno, que sabe que puede hacer cosas y que siempre se puede salir adelante con pasión”, valoró Alejandra, destacando el encuentro con otros emprendedores más allá del apoyo económico.

Algunos de los beneficiarios, tras haber completado un ciclo de crédito de forma exitosa, pudieron acceder al mismo por segunda vez para seguir creciendo. Ese fue el caso de Marta Susana Grand, quien se destaca en el rubro textil. Invirtió su primera participación en el programa a un emprendimiento de uniformes escolares pero se animó a más: se capacitó y con este nuevo crédito confeccionará alta costura.

“Esta posibilidad es fundamental. Un crédito como éste, con estas tasas, no se consigue. Las facilidades que nos dan acá no se encuentran en ningún otro lado. Esto me permitió seguir creciendo, diversificar. Uno va avanzando y los sueños se van haciendo realidad”, afirmó con emoción, contando además que aprovechará el apoyo para comprarse una mesa de corte y telas.

Al igual que Alejandra, Susana destacó la instancia de capacitación y de encuentro con otros, además de la ayuda financiera. “La capacitación es fabulosa. Yo hice el curso de Costos y de Planificación. Con los compañeros uno va intercambiando tarjetitas, experiencias, y nos vamos ayudando entre todos”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios