Policiales

Allanamiento en Bella Vista

Detienen a sospechoso por el asesinato de un hombre en barrio Itatí

Al joven le encontraron objetos de electrónica en una casa de Ituzaingo al 4700, los cuales se enviaron a peritar para determinar si pertenecían a Martín Gallozo, asesinado por asfixia el 29 de noviembre pasado en su casa de barrio Itatí


La casa de Pueyrredon al 4000 no tenía las entradas violentadas. Foto: Juan José García.

Un muchacho de 26 años fue apresado este jueves por estar sospechado de ser el autor del homicidio de Ricardo Martín Gallozo, de 35, ocurrido el 29 de noviembre pasado en su vivienda de Pueyrredón al 4000. La detención, a cargo del personal de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), se produjo luego de un allanamiento en una vivienda de barrio Bella Vista Oeste donde también se hallaron objetos de electrónica, los cuales serán peritados para establecer si pertenecían a la víctima. La audiencia imputativa será este viernes a las 15 y la acusación estará a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos, Miguel Moreno.

A Gallozo, los vecinos del pasillo de Pueyrredón 4085 lo conocían como Martín. Sabían que se había mudado a esa casa hacía un tiempo cuando un familiar se fue a vivir a Buenos Aires y que trabajaba en la panadería La Nueva Artesanal, de barrio Bella Vista. Daniel, de 30 años, era su amigo y vivía con él.

A través de las declaraciones de sus vecinos, los investigadores pudieron reconstruir que el miércoles era el franco de Martín. Que a la noche, lo vieron en un negocio de la cuadra. Había ido a comprar cervezas acompañado por un muchacho de rastas. Sus allegados sabían que Martín lo había conocido a través de una red social y que tenía una relación esporádica.

En los primeros minutos del jueves 29 de noviembre pasado, Daniel llegó de trabajar. Al entrar a la vivienda encontró a Martín atado a la cama de pies y manos, y con una cinta scotch que le cubría la boca y los ojos. El cuerpo estaba desnudo. Una médica del Sies determinó en un examen preliminar que Martín había fallecido. No había signos de violencia externa, dijo la médica en dicha ocasión. Luego, la autopsia arrojaría que fue por asfixia.

“Esto no fue ningún crimen pasional. Fue un robo”, dijo a El Ciudadano un vecino y esa hipótesis se reforzó cuando los pesquisas determinaron que de la casa faltaron algunas pertenencias de Martín: una notebook, las llaves de la casa, un celular y las llaves de la moto. De las medidas realizadas, los investigadores descubrieron que poco antes de que llegue Daniel, un testigo vio salir de la casa al joven de rastas con una mochila y una bolsa.

El personal de la División de Homicidios de la PDI continuó con las medidas para dar con el sospechoso hasta este jueves cuando el fiscal Miguel Moreno solicitó una orden de allanamiento para una vivienda de Ituzaingó al 4700, en barrio Bella Vista Oeste.

En el operativo, los uniformados detuvieron a Eduardo A., de 26 años, y secuestraron una notebook, una mochila, cinco celulares, como también una camisa y una bermuda, que se sospecha fueron las utilizadas por el homicida el día del asesinato. Con respecto a los celulares secuestrados, el representante de la Fiscalía dispuso que sean remitidos al departamento de Pericias Informáticas como también la notebook con el objetivo de verificar si alguno de estos elementos pertenecía a la víctima.

Tras la aprehensión, el fiscal Moreno ordenó que Eduardo quedara detenido e incomunicado hasta este viernes a las 15 cuando se lleve a cabo la audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal.

Encontró a su amigo muerto por asfixia en el dormitorio

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios