Policiales

Una zona signada por la violencia

Detienen a joven de Empalme apuntado por dos balaceras

Cinco efectivos llegaron a la zona de Cullen al 1300 bis alertados por dos mujeres que sindicaron a un joven del barrio por los ataques a tiros contra sus hijos, dos adolescente de 16 y 17 años; fue capturado y antes quiso descartar un arma, dijeron las fuentes


Cullen al 1300 bis, zona donde los tiros son normales, según definieron vecinos. Foto: Juan José García.

Un joven de 19 años quedó detenido por estar sindicado como el autor de dos ataques a balazos contra adolescentes ocurridos en los estos últimos dos meses en barrio Empalme Graneros. Las fuentes policiales indicaron que el operativo se realizó tras la denuncia presentadas por las madres de las víctimas.

A las 17 de este viernes, cinco uniformados llegaron a la zona de Cullen al 1300 bis alertados por dos mujeres que sindicaron a un joven del barrio por los ataques a tiros que habían sufridos sus hijos, de 16 y 17 años. Dieron el nombre de Joel A., de 19 años, quien vive en esa zona, el cual aseguraron que estaba prófugo de la Justicia.

De acuerdo con voceros policiales, los uniformados llegaron hasta el pasillo de un asentamiento precario y dieron con tres desconocidos. Dos de estos, al advertir la presencia policial, se escabulleron y fugaron a la carrera.

En el lugar quedó un pibe que procuró, según el relato de los policías, descartar sin éxito un arma y fue detenido. Al identificarlo, los uniformados constataron que se trataba de Joel A., el joven que había sido sindicado por dos ataques. La primera de las balaceras ocurrió el pasado 7 de marzo en Juan B. Justo y Cullen donde fue herido por un disparo Jesús R., un adolescente de 13 años. El pibe estaba junto con Jesús P., de 17 años, quien era el blanco del ataque. “Le gatillaron pero zafó de los disparos”, contó una fuente relacionada al caso.

El otro ataque a tiros fue el lunes pasado cuando terminó herido de un balazo en la pierna Rodrigo Manuel O., en Provincias Unidas y Schweizer.

Los voceros policiales agregaron que durante la detención dos familiares de Joel A. quedaron demorados por entorpecer el procedimiento, relató una fuente del caso.

De acuerdo con la pesquisa, los uniformados descubrieron que arriba de un techo de unas de las viviendas del pasillo ubicado en las inmediaciones de Cullen al 1300 bis encontraron una pistola calibre 9 milímetros marca Hi Power negra. El arma tenía la numeración limada, un cargador con 12 cartuchos y un proyectil en la recámara, indicaron los voceros del caso.

En tanto, los pesquisas se incautaron de una moto Honda XR 250 blanca, ya que indicaron que tenía las mismas características que el vehículo como que usaba el muchacho para amedrentar a los vecinos, según describieron las víctimas en las denuncias realizadas.

A pesar del relato de las denunciantes, quienes sostuvieron que el joven contaba con un pedido de captura por parte de la Justicia, los investigadores aclararon que Joel no era requerido por la Justicia provincial. A su vez, las víctimas lo sindicaron como el tirador.

Cullen 1300 bis es una zona de Empalme Graneros donde “los tiros ya son normales”, según contaron vecinos a El Ciudadano en ocasión del crimen de David Arenas, un joven de 20 años asesinado en junio de 2016 en lo que se presume una disputa entre bandas que tuvo como escenario esa cuadra. El domingo 6 de octubre de 2014 una violenta entradera perpetrada por un trío armado dejó a un matrimonio internado por las severas lesiones que le propinaron los intrusos. La pareja se había mudado hace poco al lugar y fue sorprendida mientras dormía por tres hombres que irrumpieron con extrema violencia. No se descartó que los autores hayan sido vecinos, ya que no se movilizaban en auto y el escaso botín, compuesto por una heladera, un televisor y otros pocos objetos de bajo valor, se lo llevaron a pie.

Si te gustó esta nota, compartila