Policiales

Operativo de la Federal

Cae integrante de Los Monos por ataques a sedes judiciales y del Concejo

Efectivos de la Policía Federal Argentina capturaron a Leandro Olivera, alias “Chulo”, en pleno centro de Rosario: Italia y Mendoza. Está sindicado como uno de los autores de las balaceras contra el edificio del Palacio Vassallo y de la sede del MPA


Un muchacho de 29 años fue detenido este martes por la tarde sospechado de participar en algunas de las veintenas de atentados contra ex viviendas o viviendas de funcionarios judiciales, edificios del Poder Judicial y del legislativo municipal. Según las fuentes relacionadas al caso, su nombre no sólo apareció en el atentado del edificio del Concejo Municipal y la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de diciembre pasado sino también está señalado por otros dos ataques donde ya fueron imputados una decenas de personas, entre ellas, Ariel “Guille” Cantero, uno de los líderes de Los Monos.

El operativo fue llevado a cabo por personal de la Policía Federal Delegación Rosario, quienes este martes pasadas las 18 apresaron al sospechoso, identificado como Leandro Daniel “Chulo” Olivera, de 29 años, cuando salió con su pareja Julieta C., de 20, del Hotel Howard Johnson, de Italia y Mendoza, donde se hospedaba. De acuerdo con los pesquisas, la joven que estaba junto a Chulo, sería la hermana de un reconocido futbolista de la liga española.

A pesar de las primeras versiones donde relacionaron a Chulo con cuatro ataques concretos, voceros de la Fiscalía indicaron que el rol que tuvo en la banda y los hechos que se le atribuyen se conocerá en la audiencia imputativa que se desarrollará el próximo jueves o viernes en el Centro de Justicia Penal.

En tanto, las fuentes de Fiscalía indicaron que la situación procesal de la joven detenida, quien según datos aportados sería su pareja, se resolverá en las próximas horas.

Mientras, la propia ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, fue la encargada de dar a conocer la noticia con un posteo en la red social Twitter.

En cuatro ataques

De las balaceras donde fueron blanco viviendas relacionadas a la magistrada Marisol Usandizaga –una de las juezas que condenó a  los integrantes de la banda Los Monos por asociación ilícita– Chulo apareció mencionado en dos de ellas, según indica la pesquisa. Una fue la del 4 de agosto pasado y el blanco fue un edificio de la cuadra de avenida Libertad al 300, en barrio Martin, donde había residido la magistrada. Allí los tiradores eran cinco hombres y una mujer que se movilizaban en tres motos. Dejaron un cartón escrito con birome con la leyenda: “Con la mafia no se jode”.

El otro atentado por el que está señalado en la investigación, fue el 10 de agosto pasado cuando los vecinos descubrieron seis impactos en el frente de un edificio ubicado en Buenos Aires al 1700, frente a la plaza López, lindero con el lugar donde vive el padre de la jueza.

Además, fuentes relacionadas al caso sindicaron a Chulo por su participación en los 12 impactos que recibió el 19 de diciembre pasado el frente del edificio del Concejo Municipal de Rosario y en el segundo atentado que sufrió el edificio del MPA, aunque los siete disparos no tocaron ese frente,  quedaron incrustados en las fachadas de negocios que están en la cuadra.

Las acusaciones por las balaceras

El 12 de octubre pasado y tras cinco meses de investigación, los fiscales Matías Edery y Miguel Moreno –integrantes junto con sus pares Nicolás Foppiani y Aníbal Vescovo del equipo de Gravedad Institucional– llevaron adelante una audiencia imputativa donde finalmente acusaron a Ariel Máximo “Guille” Cantero –condenado en abril a 22 años de cárcel por asociación ilícita y homicidio, y en diciembre pasado a 15 años en el fuero federal por la causa narco Los Patrones– como instigador de siete de las 19 intimidaciones hasta ese momento, ya que el 19 de diciembre pasado fue atacado a balazos el frente del edificio del Concejo Municipal de Rosario y el 20 de ese mes fue baleado por segunda vez el frente de la sede del MPA. Y en este año, el 31 de enero pasado dispararon contra el frente de la vivienda de una funcionaria judicial que integra la Unidad de Gravedad Institucional.

Además, fue acusado Daniel Alejandro “Teletubi” Delgado, condenado a 21 años de prisión como partícipe del asesinato en 2012 de tres militantes sociales en Villa Moreno y preso en la cárcel de Piñero, y Matías César –primo de Milton, un joven que perdió un hermano, un amigo y su madre en ataques donde fueron sindicados Los Monos–como quienes ejecutaban las órdenes de Guille y distribuían los roles a los sicarios y tiradores.

En esa oportunidad, Lucía Uberti–detenida a finales de agosto pasado y acusada por los balazos que dispararon contra el edificio del MPA de Montevideo al 1900– fue sindicada como la encargada de la logística. En la jornada también fue imputada Aldana Mazzeo, Brian “Cebolla” Flores, Damián “Colombiano” Chávez –ya imputado por el crimen de Jonatan “Bam Bam” Funes–, Claudio Canavo, Leonel Fernández y José Castillo –ambos detenidos y acusados también por el ataque a la sede la Fiscalía–.

Todos fueron imputados por el juez Héctor Núñez Catelle por el delito de amenazas coactivas agravadas por ser anónimas, por el uso de arma de fuego y por tener propósito alguna medida o concesión de un miembro del poder público, en concurso ideal con daño calificado y en concurso real con portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal, con diferentes calidades y participaciones. Además, el juez dictó prisión preventiva por 90 días para todos los imputados, prorrogando las medidas cautelares ya dictadas, indicaron voceros judiciales.

Intimidaciones: ventilan cómo operaba la estructura celular

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios