Policiales

Acusado de múltiples delitos

Detienen a empresario que quería traer Hard Rock a Rosario

Por una denuncia presentada por la AFIP, la Justicia ordenó la detención del empresario Juan Blaksley y de su socio Federico Dolinkue acusados de estafas millonarias a inversionistas. A Blaksley lo conocían como el Madoff argentino y estaba detrás del polémico proyecto de poner el café en la ciudad


A partir de una denuncia presentada por la AFIP, la Justicia ordenó la detención del empresario Juan Blaksley y de su socio Federico Dolinkue acusados de estafas millonarias a inversionistas. A Blaksley lo conocían como el Madoff argentino y estaba detrás del polémico proyecto para traer el Hard Rock a Rosario.

La medida la dispuso la jueza María Romilda Servini de Cubría por múltiples delitos: asociación ilícita, estafa, circulación y reinserción en el mercado de fondos, evasión fiscal y quiebra fraudulenta. En las próximas horas serán indagados y, eventualmente, procesados con prisión preventiva.

Irregular

La causa se inició a partir de una denuncia formulada por el área de Grandes Contribuyentes Nacionales de la AFIP luego de corroborar la existencia de una estructura jurídica y operativa destinada a captar fraudulentamente sumas de dinero de ahorristas en todo el país, por fuera de lo que prevé la Ley de Entidades Financieras.

En la denuncia de la AFIP se detalló un entramado societario con dos fines: captar el ahorro del público ofreciendo exorbitantes tasas de interés, y enviando ese dinero a distintas sociedades radicadas en paraísos fiscales, principalmente en Panamá.

La investigación penal avanzó sin tropiezos hasta que los funcionarios de la AFIP detectaron, en abril del año pasado, una maniobra de estafa procesal. Consistía en la apertura de un proceso de acuerdo preventivo extrajudicial donde los imputados fraguaron constancias documentales y balances comerciales de la firma Hope Funds SA para ofrecer fraudulentamente una solución de reintegro del capital a los ahorristas damnificados.

La AFIP advirtió la irregularidad a la jueza de la causa y derivó en el embargo e inhibición general de bienes sobre el patrimonio societario y personal de Blaksley para asegurar los daños causados por su maniobra e impedir nuevas medidas de ocultamiento de los bienes y dineros ilegalmente sustraídos.

El ente público amplió la imputación del delito de evasión fiscal luego de constatar la simulación de pasivos en el balance de la firma Hope Funds para eludir el pago del Impuesto a las Ganancias y el Impuesto al Valor Agregado. La investigación se extendió a todo el grupo económico dirigido por el propio Blaksley.

El empresario intentó abrir un Hard Rock Café en Rosario a través de Hope Funds. En 2015, los concejales pidieron informes sobre el origen de los capitales. La intendenta Mónica Fein viajó a Buenos Aires y se reunió con el fiscal federal a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella.

Acusado

La jueza María Romilda Servini de Cubría ordenó la detención del presidente de la firma Hope Funds junto a otras tres personas a partir de unos 38 allanamientos ordenados en Capital Federal y provincia de Buenos Aires en sociedades, estudios jurídicos y domicilios particulares.

A Blaksley lo detuvieron en su casa de Pacheco. El otro detenido, Alejandro Miguel Carozzino, también estaba en su domicilio. La jueza dispuso la detención de Verónica Inés Vega, Federico Armando Dolinkue y Alejandro Miguel Carozzino y citó a declarar a otras 14 personas.

La investigación fue impulsada por la fiscal María Alejandra Mángano, y el principal acusado es Blaksley. Para la fiscal se presentaba como un hombre de negocios para generar confianza de los ahorristas que depositaban sus fondos en las empresas vinculadas a él.

“Se captaron fondos por 550.678.556,66 pesos sin la intención de restituirlos a los inversores ni de aplicarlos a inversiones consistentes con los plazos de devolución allí dispuestos”, señaló la acusación.

Hace unas semanas, la jueza Servini de Cubría había dispuesto una inhibición general de bienes sobre Blaksley y su grupo de empresas. Blaksley fue el empresario que trajo a la Argentina a figuras del deporte como Roger Federer, al atleta Usain Bolt y otras de repercusión mundial.

“Para la atracción de los ahorristas se desplegaban distintas actividades engañosas, que consistían en participaciones en emprendimientos y marcas de renombre -como Auditorio Buenos Aires, Hard Rock Café y Hertz-, así como una elaborada campaña de marketing para la cual se desembolsaron gastos millonarios a fin de que Hope Funds fuera sponsor de distintos eventos como el partido entre Roger Federer y Juan Martín del Potro”, señaló la acusación de la fiscal.

Si te gustó esta nota, compartila