Policiales

Barrio Tiro Suizo

Detienen a adolescente por crimen en estación de servicios

El chico de 17 años está sospechado por el homicidio de Cristian “Culu” Serrano, ocurrido en junio pasado en un playón de Uriburu al 1900. Fue apresado este viernes por el personal de la División de Homicidios de la PDI en una vivienda de pasaje Suárez al 5000.


Cristian Gabriel “Culu” Serrano tenía 22 años y poseía fama de tiratiros. La noche domingo 17 de junio volvía de cuidar a su padre, a quien le amputaron una pierna a causa de la diabetes y se trenzó en una discusión con dos ocupantes de un Ford Sierra en el playón de la estación de servicios, de Uriburu y Vuelta de Obligado y perdió. Cuatro tiros terminaron con su vida. Fue en Tiro Suizo, el barrio de zona sur que lo vio crecer –más precisamente en los monoblocks de Corrientes al 4900–.Este viernes, personal de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) apresó a un adolescente, de 17 años, quien está sindicado como el autor de los disparos contra Culu. El operativo se realizó por orden de la magistrada a cargo del Juzgado de Menores 4 en una vivienda de pasaje Suárez al 5000 donde los policías incautaron vestimenta, que será peritada para comprobar si fue la que llevaba el homicida el día del crimen.

Según reconstruyeron los investigadores, el crimen ocurrió alrededor de las 21 cuando dos jóvenes en un Ford Sierra llegaron a cargar GNC. En simultáneo, apareció una Toyota Hilux comandada por Culu, quien increpó a los dos ocupantes del Sierra que esperaban llenar el tanque. “El Culu quiso agarrarse a piñas pero el otro fue a buscar el fierro y las balas fueron más rápidas”, confió una fuente del caso para agregar que la víctima fue trasladada al Hospital Roque Sáenz Peña donde no lograron salvarle la vida. Más tarde, el forense constataría cuatro orificios de balas: tórax, lumbares, un glúteo y un antebrazo, como si la víctima hubiese querido cubrirse de los tiros.

“El Culu venía de cuidar al padre, a quien le habían cortado una pierna el jueves porque sufre de diabetes; al parecer venía discutiendo de antes con los del Sierra”, sostuvo un allegado al joven.

El escape del Sierra, dijeron las fuentes, fue captado por las cámaras de seguridad y media hora después de la medianoche lo encontraron estacionado en Alvear y Sabio, no muy lejos de la estación de servicios. El coche fue secuestrado, a lo que se sumó la detención de un joven, Miguel P., de 22 años, a quien la Policía agarró con las llaves del auto en la mano. En su descargo, el muchacho dijo que es un vecino del lugar que sólo abrió el auto porque había encontrado tiradas en la calle las llaves.

La investigación quedó a cargo del fiscal Luis Schiappa Pietra, quien dio intervención a la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI). Fue en ese marco que, los pesquisas continuaron con las tareas y descubrieron que se trataba de un menor de edad por lo que solicitaron la orden de allanamiento a la magistrada a cargo del Juzgado de Menores 4. El operativo se realizó este viernes en una vivienda ubicada en inmediaciones de pasaje Suárez al 5000, a diez cuadras de donde se produjo el homicidio, donde los uniformados lograron dar con un adolescente, de 17 años, sindicado como el autor de los disparos fatales contra el Culu.

En el lugar encontraron una campera azul con capucha, una remera azul junto a una gorra gris similares a las descriptas como las que usó el autor de los disparos al Culu. La magistrada del Juzgado de Menores ordenó que el menor, identificado como Dalmiro B., sea trasladado a Tribunales para la correspondiente indagatoria por el delito de homicidio calificado y que luego sea trasladado al Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario (Irar).

 

Apariciones del Culu

La última aparición en las crónica policiales de Culu fue cuando lo tirotearon el 3 de mayo de 2016 en los monoblocks del Fonavi de Tiro Suizo. En esa ocasión lo que declaró al ser entrevistado por policías en el Heca fue que dos pibes lo quisieron asaltar y cuando opuso resistencia le gatillaron en la panza y la espalda. Otra fue la versión del barrio: vecinos aseguraron que hubo un feroz tiroteo entre cuatro muchachos que se movían en dos motos. “Se tiraron entre cuatro pibes. Venían en un par de motos por Gutiérrez hacia el oeste y se la pegaron antes de llegar a Paraguay. La bronca viene desde marzo, por un tema de falopa”, explicó un comerciante de la zona al cronista de El Ciudadano. Culu sobrevivió a ese ataque. Hasta ese domingo de junio había mantenido un perfil bajo: según un detective, tenía a su cargo verdulerías que funcionaban en súpers chinos.

Antes, en los primeros días de marzo de 2016, hubo 22 allanamientos en Rosario en los que fueron detenidas más de 20 personas con la mira en cuatro gavillas vinculadas con la venta de droga y otros delitos de competencia de la Justicia provincial que operaban en la zona sur. Entre los arrestados estaban Culo y su padre, César, a quienes se los acusó de ser los líderes de una banda que vendía drogas utilizando los monoblocks de Esteban de Luca y Paraguay, como centro de operaciones. Culu fue liberado a las pocas horas del allanamiento.

En el prontuario de Culu sobresale un caso de 2012, cuando tenía 17 años. El muchacho fue señalado por dos crímenes cuando era menor.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios