Policiales

Granadero Baigorria

Detenidos por quemar un patrullero por venganza

Ocho personas quedaron demoradas por los atentados a un patrullero y contra una dependencia municipal en la vecina localidad a principios de junio. Los investigadores sostienen que fue la represalia por dos operativos contra narcos


Uno de los domicilios allanados. Foto: Ministerio de Seguridad.

La madrugada del 8 de junio una chata policial ardió frente a la comisaría 24 ª, en Granadero Baigorria. Desde un primer momento la Policía sospechó que el incendio fue intencional, hipótesis que confirmaron luego con las grabaciones de cámaras de seguridad que registraron a un encapuchado que roció el móvil con un bidón de combustible y echó fuego. Horas después del atentado una ráfaga de plomos dio contra la casilla de portería del Corralón Municipal, en calle Callao y Eva Perón. Las versiones extraoficiales indicaron que ambos ataque tenía relación y obedecían a una venganza por parte de una banda narcocriminal local que había sido desbaratada en procedimientos durante abril y mayo. La investigación quedó en manos del fiscal de causas NN Gustavo Ponce Asahad, quien en la madrugada de este miércoles ordenó allanamientos en esa misma localidad que derivaron en detenciones, secuestros de armas y vehículos y sustancias para estirar cocaína, según indicaron fuentes policiales.

Voceros policiales y judiciales indicaron que a través de tareas de calle y un chequeo exhaustivo de cámaras de seguridad lograron establecer que en las inmediaciones de ambos atentados mafiosos merodeó un Citroën C4 color gris y  por tareas de inteligencia establecieron que los ataques fueron “en reproche” por los allanamientos efectuados el 23 de abril en la intersección de calle Chile y Nuestras Malvinas de Granadero Baigorria. Durante esa irrupción efectivos policiales secuestraron dinero, cogollos de marihuana y armas. Y en represalia por otro operativo el 23 de mayo en Santa Fe al 1000, en el que secuestraron dinero, armas y bochas de cocaína. Ambos procedimientos arrojaron detenidos y habrían desatado la bronca de la gavilla.

Bajo las órdenes del fiscal Ponce Asahad, personal del Comando baigorriense y del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (Giri) allanó una casa de Mitre al 1200 donde incautaron de un revolver sin marca y sin numeración visible, calibre 38 con cuatro cartuchos; unos 140 mil pesos; diez celulares de diferentes marcas y modelos; 3 motos y 2 autos. Mientras que en Callao al 1000 los pesquisas hallaron el mencionado Citroën gris, un arma tipo tumbera, dos cargadores de pistola y “demás elementos de interés para la causa”, confiaron fuentes judiciales.

En total quedaron demoradas ocho personas. Desde el área de prensa de Fiscalía confiaron que “se evaluará su condición en el trascurso del día” y se determinará si quedan detenidas a la espera de una audiencia imputativa.

Entre los demorados figuran dos hijos de Jorge G., de 53 años, quien continúa detenido a raíz del procedimiento del 23 de mayo pasado. Ese mismo día cayó Ariel S., actualmente detenido por una causa federal; su cónyuge, Yamila A., fue detenida en esa ocasión y volvió a caer durante la jornada de hoy, dijeron fuentes de la causa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios