Policiales

Zona sur

Detenido con un arma en una fiesta fue imputado por tentativa de homicidio

El joven de 18 años fue apresado este martes junto a otro joven y un adolescente menor de edad con tres pistolas en una fiesta que se realizó en presidente Quintana al 200 bis. En la audiencia el fiscal lo acusó por el disparo que recibió un hombre el 11 de enero pasado en bulevar Seguí al 100 bis


El hombre de 30 fue atacado en enero pasado en la esquina de bulevar Seguí y Chacabuco. Foto: Juan José García.

Un joven de 18 años, quien había sido detenido con una pistola el martes pasado en una fiesta de presidente Quintana al 200 bis, fue imputado este miércoles no sólo por la portación del arma sino también como autor de la tentativa de homicidio de un hombre de 30 años ocurrida el 11 de enero pasado cuando lo balearon en bulevar Seguí al 100 bis. Tras ese ataque, el imputado también terminó con un disparo en el tórax. El juez Gonzalo López Quintana dictaminó la prisión preventiva por el plazo de ley.

En la audiencia imputativa que se realizó este miércoles por la tarde, el fiscal Adrián Spelta acusó a Yair J., de 18 años, como quien pasó en auto la noche del 11 de enero pasado por bulevar Seguí al 100 bis y abrió fuego contra German G. y Leandro Exequiel “Cachito” E., de 30 años, quienes estaban en la vereda. Producto de los disparos, uno de los proyectiles hizo blanco en la rótula de Cachito y le provocó una fractura expuesta.

Ese día, la víctima contó a los uniformados que los autores habían sido los ocupantes de un auto negro y quedó internada en el Hospital Provincial, indicaron las fuentes policiales en dicha oportunidad para agregar que Cachito, ya había sido víctima de un hecho similar el 6 de abril de 2018 cuando recibió dos balazos –también en las piernas– por parte de los ocupantes de una Kangoo, en la misma esquina de este último ataque.

No había pasado ni media hora y personal policial encontró en Lola Mora al 50 –avenida Grandoli al 4700– un automóvil Toyota Etios negro con varios impactos de bala provenientes tanto del interior como del exterior de la carrocería. En el piso, a unos metros del vehículo, estaba tendido en el suelo Yair. Tenía un balazo en el pecho y quedó internado en el hospital Roque Sáenz Peña.

Pasaron los días y Yair volvió a la crónica policial cuando el martes pasado los anfitriones de una fiesta que se realizó en una casa de presidente Quintana al 200 bis alertaron al 911 sobre la presencia de personas armadas en el lugar.

Los uniformados llegaron pasadas las 4 y apresaron a Yair y a Ivo D., de 19, quienes estaban junto a un adolescente, menor de edad.

Tras una requisa, los investigadores le secuestraron al trío tres pistolas: dos calibre 9 milímetros y una 22 con sus respectivas municiones.

Tras presentar los argumentos, el fiscal pidió imputar al joven como autor de una tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, y la portación ilegítima de arma de fuego.

El juez López Quintana aceptó la calificación presentada por la Fiscalía y dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios