Edición Impresa, Política

Detalles del frente judicial

Mientras Oyarbide dio curso al exhorto helvético y pidió detalles sobre los delitos que se investigan, desde Suiza aclararon que la información sobre Hugo Moyano se solicitó en base a “artículos periodísticos”.

El juez federal Norberto Oyarbide dio curso al exhorto en el que se solicita información sobre las causas abiertas contra Hugo y Pablo Moyano, aunque solicitó a la Justicia helvética que dé precisiones sobre los delitos que se investigan, entre otras medidas previas a enviar el informe, según informaron ayer fuentes judiciales. Mientras tanto, desde el Ministerio Público de Suiza aclaraban que el dirigente gremial y su hijo no eran investigados en ese país, y que la información solicitada era en base a “artículos periodísticos” que ligan al líder de la CGT con la empresa de  recolección de residuos Covelia.

El pedido del juez Oyarbide está en línea con el dictamen que había realizado en primera instancia el fiscal Jorge Di Lello, quien estableció hacer lugar a la rogatoria de la justicia helvética, una vez completada la documentación por parte de ese país, concretamente “la transcripción de las normas penales” relacionadas con los delitos de la investigación que se abrió por lavado de dinero.

Fuentes judiciales informaron, además, que con este dictamen lo que se hace es acceder al pedido de cooperación, pero se piden precisiones, porque el pedido de informes está basado únicamente en notas periodísticas que involucran a la empresa de residuos Covelia, la empresa investigada en la causa, con Moyano.

Suiza aclara

Mientras la Justicia argentina actuaba, en el transcurso del día de ayer la Fiscalía General de Suiza aclaró que ni Hugo Moyano ni su hijo Pablo están siendo investigados por ese país, como se había sostenido un día antes.

La Fiscalía informó que se investigan a “personas desconocidas” y que solicitó información a la Justicia argentina.

Luego, el embajador de la Confederación Helvética, Johannes Matyassy, se comunicó con el canciller Héctor Timerman para confirmarle que no existe una investigación específica sobre los Moyano. En esa comunicación se le dijo a Timerman que “Suiza solicitó información en base a artículos publicados en la prensa” que vinculan a Moyano con Covelia, pero no existen ninguna prueba.

Un comunicado de la embajada aclara que “el Ministerio Público de la Confederación confirma que el señor Hugo Moyano y su familia no están bajo investigación directa en Suiza”. Y agrega que “el MPC pidió sin embargo información sobre posibles causas pendientes o abiertas en la Argentina en relación con esas personas tal como se mencionó en la prensa”.

Habló Oyarbide

Pese a todo, el juez Oyarbide –luego de varios meses de silencio– habló en la puerta de su casa y confirmó el pedido que recibió desde Suiza.

El magistrado ratificó que la investigación está vinculada con una cuenta de la firma Covelia, y que pertenece al empresario Ricardo Depresbiteris. “La sociedad Covelia es una sociedad de procesamiento de residuos fundada en 1999. Su crecimiento fue espectacular y esto estaría vinculado a la llegada al poder de Hugo Moyano, esto es lo que se me anticipa en pocas líneas en el exhorto”, dijo el magistrado.

El juez agregó: “Hay una cuenta bancaria que se investiga” y que se la vincula con una empresa a la “que estarían muy unidos en la Argentina Hugo Moyano, secretario general de la CGT, y su hijo, Pablo Moyano”.

La causa

El pedido de la Justicia helvética es en el marco de una investigación por presunto lavado de dinero, a raíz de una cuenta bancaria en Suiza de poco más de 1.700.000 de dólares, a nombre de Ricardo Depresbiteris, titular de la empresa Covelia, de quien se sospecha tiene vínculos con el líder de la CGT.

El pedido de la Justicia suiza de la información recayó por sorteo en el juzgado federal Nº 5, cuyo titular es Oyarbide.

Si bien Oyarbide hizo lugar al pedido, antes solicitó una serie de aspectos formales vinculados al marco legal de dicho requerimiento en una causa por presunto lavado de dinero.

Hasta ayer, el juez no había librado oficios a los otros diez juzgados federales –tiene a su cargo otros dos– para certificar las causas que existen contra Moyano en la Argentina.

Comentarios