Edición Impresa, Política

Servicios más caros

Después del tarifazo, acuerdan tope de 500% para suba de gas

El límite regirá para empresas y comercios. En el caso de usuarios residenciales, los incrementos no podrán superar el 400%.


“El gobierno nacional nos hizo una propuesta, en relación a las tarifas del gas y electricidad, que mejora la situación actual”, expresó ayer el gobernador Miguel Lifschitz luego de una reunión que mantuvo, junto a sus pares de Entre Ríos y Córdoba, con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación Rogelio Frigerio. De esta manera, se anunciaron topes para los aumentos de gas de 400 por ciento para los usuarios residenciales y 500 por ciento para las empresas; en tanto que en el caso de la energía eléctrica, habrá una reducción del 20 por ciento del incremento para las empresas electrointensivas.

La administración santafesina viene hace tiempo reclamando soluciones paliativas a las medidas de aumentos en los servicios de electricidad y gas y luego de este encuentro en Buenos Aires, del que también participaron los ministros nacionales de Energía Juan José Aranguren y de Transporte Guillermo Dietrich, recibieron propuestas concretas por parte de Nación.

“En las tarifas de gas se plantea poner topes (a los aumentos) de 400 por ciento para los usuarios residenciales, y de 500 por ciento para empresas y sectores comerciales, asegurando que a nadie se le incremente más que eso”, explicó Lifschitz después del encuentro.

El tope en el aumento del gas se aplica sobre el valor total de la factura con respecto al cuadro tarifario anterior, y siempre considerando un mismo nivel de consumo, de manera retroactiva al 1º de abril.

Luego, el gobernador detalló que “en el caso de las tarifas eléctricas, que era una preocupación para nosotros y un tema en el que veníamos insistiendo, hubo una respuesta, si se quiere, parcial”, ya que la administración nacional que preside Mauricio Macri estableció “para las empresas electrointensivas una reducción del incremento en un 20 por ciento”.

“Básicamente esa es la propuesta, porque no hay cambio sustanciales en el resto de las disposiciones que se habían tomado originariamente”, añadió el titular de la Casa Gris.

Por otro lado, Lifschitz indicó: “También hablamos de la situación de las entidades sociales, como clubes u otros tipos de instituciones de bien público, que tienen consumos altos de electricidad y gas, y en ambos casos nos plantearon que hay una partida de 200 millones de pesos que se va a administrar a través de la Secretaría de Deportes para subsidiarlos en el tema de tarifas”.

Finalmente, Lifschitz indicó que, además, se acordó continuar con las reuniones en “una comisión que se conformó con varios ministerios para atender cuestiones particulares de algunos sectores, por ejemplo el sector de la lechería o del arrocero, que no consume energía durante gran parte del año, pero que por tres meses consume altísimos niveles”. Y detalló: “Entonces consideramos que merece algún tratamiento particular”.

Además del mandatario santafesino, estuvieron presentes los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, aunque lo resuelto rige para todo el país.

Aranguren no es salame

El presidente provisional del Senado, el macrista Federico Pinedo, se refirió al tarifazo de luz y gas que despertó quejas en todo el país de usuarios, comercios y de los propios gobernadores.“Algún error se cometió”, admitió.

“Se están haciendo adecuaciones, hubo discusión con los gobernadores y eso indica que hay cosas que se hicieron mal, hay cosas en las que no se reparó, no se fijaron en algunas situaciones. Hay abusos descomunales”, admitió Pinedo.

Luego, hizo una rara defensa de la designación de Juan José Aranguren en Energía: “Creo que los funcionarios nuestros son gente calificada, no pusimos a un salame a ocuparse de un tema tan importante, sino que se cometieron errores”.

Piden “acciones legales”

Diputados santafesinos reclamaron al gobierno provincial que instruya al fiscal de Estado, Pablo Saccone, para que presente acciones legales ante la Justicia con el objetivo de que se “suspenda, retrotraiga o establezca un tope a los aumentos en las tarifas del servicio público de gas”.

El reclamo fue presentado por los legisladores socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Ausgburger del bloque Igualdad y Participación y por el diputado radical Fabián Palo Oliver. “Teniendo en cuenta la favorable recepción que están teniendo en el ámbito judicial las acciones entabladas solicitamos al Poder Ejecutivo provincial que instruya al fiscal de Estado que arbitre acciones judiciales contra el incremento del gas en nuestra provincia”, argumentaron los legisladores en la presentación.

Comentarios