País

Condenado a perpetua

Después de 20 años de agresiones, terminó en femicidio

El femicidio ocurrió el 19 de octubre de 2016, cuando Claudia fue interceptada en la plaza Eva Perón del barrio Jardín, donde vivía, por su pareja, quien primero la golpeó con un palo y luego la apuñaló dos veces en el abdomen


Yanina, hermana de la víctima. Foto: gentileza la Gaceta

Un tribunal de Tucumán condenó a prisión perpetua a un hombre acusado de asesinar con un palo y a puñaladas a su pareja en 2016, informaron este viernes fuentes judiciales y resaltaron que también se investigará la actuación de otros funcionarios de la justicia sobre las denuncias que la mujer realizó durante varios años contra su atacante.

Se trata de Víctor Hugo Algañaraz (58), quien fue hallado responsable del delito de homicidio agravado por la relación de pareja y por tratarse de una mujer, cometido en perjuicio de Claudia Lizarraga (42).

Los jueces Fabián Fradejas, Gustavo Ramagnoli y Alejandra Balcázar ordenaron, además, que se extienda la prisión preventiva por un plazo de 12 meses o hasta que quede firme la condena y que se disponga una prohibición de acercamiento del acusado a la familia de la víctima.

También resolvieron librar un mandato judicial a Ansés para que se dispongan los beneficios económicos que establece la ley Brisa para los hijos de mujeres asesinadas.

El tribunal ordenó que se investigue a los funcionarios judiciales y policiales que recibieron las denuncias de violencia de genero que Lizarraga realizó contra el condenado durante 20 años, por su accionar.

La condena coincidió con los pedidos de penas solicitados por el fiscal Carlos Sale y la abogada querellante, María Dolores Remis.

“Pedimos que se investigue a los funcionarios de las fiscalías, juzgados y personal de la comisaría cuarta por todas las omisiones en las que incurrieron y violencia institucional frente a las denuncias que realizó la víctima durante veinte años”, explicó Remis.

La abogada recordó que fueron nueve denuncias en total, “la primera en 1997 y la última una semana antes de ser asesinada”.

“Estamos conformes con la sentencia, espero que marque un precedente para que los operadores empiecen a trabajar con responsabilidad ante los hechos de violencia de género”, concluyó.

El hecho ocurrió el 19 de octubre de 2016, cuando Lizarraga fue interceptada en la plaza Eva Perón del barrio Jardín, donde vivía, por su pareja, quien primero la golpeó con un palo y luego la apuñaló dos veces en el abdomen.

El agresor fue detenido en el lugar del homicidio, mientras la mujer fue trasladada a un sanatorio de la zona, pero falleció poco tiempo después.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios