El Hincha

Crisis leprosa

Despidos que duelen en el Parque

El profe Adrián Busso, el kinesiólogo Luis Craft y el ex captador Roberto Viglione fueron cesanteados.


Los despidos en el Parque tuvieron este vienres un nuevo capítulo.

Los despidos en el Parque tuvieron este vienres un nuevo capítulo. Y esta vez los cuatro involucrados son empleados más ligados al plantel profesional y a inferiores, lo que provocó mayor ruido. A los siete cesanteados del jueves (seis empleados de planta y el entrenador de arqueros Carlos Pancirolli), este viernes se sumaron cinco más, entre ellos el kinesiólogo Luis Craft, Roberto Viglione, del área captación, el profe Adrián Busso, quien estaba trabajando con el plantel desde la llegada de Llop.

La decisión hizo ruido. Y muchos apuntaron directamente a Martín Mackey, quien ya había sido cuestionado duramente por Carlos Pancirolli. Pero esta determinación no tiene que ver con el Director Deportivo, más allá de que el ex gerente de Los Pumas no comulgue del todo con la forma de trabajar de Pancirolli, el profe Busso o Roberto Viglione, quien había sido separado del área captación tras un altercado con su titular.

La decisión tiene que ver con un ajuste “sugerido” por el juez Fabián Bellizia, que arrancó con la decisión de no pagar préstamos en el mercado de pases y vender jugadores para cumplir con los sueldos de empleados y futbolistas, pero continúa con un reacomodamiento de la planta de personal.

“La determinación tiene que ver con un pedido expreso de adecuación operativa del club de parte del juez Bellizia, que incorpora estos cambios en la planta de empleados, sobredimensionada”, dice parte del comunicado de la dirigencia, donde no le escapa a la responsabilidad de los despidos, pero incluye a Bellizia como impulsor de este ajuste, que también incluye revisión de proveedores, gastos ordinarios y contratos de servicios (ver recuadro).

¿Por qué Luis Craft, el profe Busso y Viglione? Si bien no hay ninguna voz oficial que confirme el motivo, la realidad es que a la hora de aprobar el contrato de Omar De Felippe, el juez le solicitó a los directivos que la condición para hacerlo era ajustar algo en el gasto por pago de haberes en el área plantel profesional.

Y ahí cayó el profe Busso, quien se había sumado como segundo preparador físico de Juan Manuel Llop, y esperaba tener el mismo cargo con el arribo de De Felippe. “Me llamó anoche Garfagnoli y me comentó que lo llamaron Mackey y D’amico para comunicarle que estaba despedido. Hoy (por ayer) pude entrar a Bella Vista, pero me emocionó mucho despedirme del plantel y no pude hacerlo”, comentó Busso, quien estaba trabajando con el plantel de primera.

“Esta situación es un golpe al corazón. No me esperaba esto, estaba esperanzado en mantenerme como segundo preparador físico como con Llop, pero el cuerpo técnico de Omar De Felippe no quiere más gente que la que ellos traen”, agregó el profe, que además aseguró haber recibido un llamado de Eduardo Bermúdez para pedirle disculpas.

Y ese mismo ajuste en el equipo de trabajo de primera incluyó a Luis Craft, un histórico kinesiólogo del club, que siempre estuvo cerca de los futbolistas a punto tal que hace un tiempo se fue a trabajar a Rusia contratado por el Dínamo de Moscú tras recuperar de una lesión al Coty Fernández.

Como en el plantel de primera hay tras kinesiólogos, los otros dos que están en el día a día son Pablo Risso y René Girotti, se decidió que era demasiado y Craft fue el apuntado.

Obviamente la decisión pegó duro en el plantel, ya que muchos juveniles conocen a Busso desde hace tiempo y ni hablar de la relación casi de amistad que muchos tienen con Craft.

El club asumió la responsabilidad por los despidos, aunque tiene que ver con disminuir el costo operativo del club, que lo lleva a tener un déficit mensual que en el último balance aún no aprobado, llegaba a casi cuatro millones de pesos por mes.

Lo preocupante es que el juez sigue revisando organigramas y la incidencia directa en los números de estos ajustes y no se descarta que en el futuro cercano pueda haber nuevos despidos.

El comunicado del club

La dirigencia leprosa sacó un comunicado en busca de aclarar los motivos de los despidos. “Newell’s informa a los socios y a la comunidad que ha despedido a 12 empleados de la planta permanente. Esta dolorosa decisión se tomó con el conocimiento del juez Bellizia y los integrantes del órgano fiduciario, quienes participan directamente en la economía de la institución, y debido a que el club, desde hace varios años, cuenta con una planta de empleados sobredimensionada para las necesidades y funciones de su organización”, reza el texto.

Y agrega: “Este diagnóstico es, en parte, motivo para que el juez Bellizia incluyera la toma de esta decisión en un pedido expreso de adecuación operativa del club, que incorpora estos cambios en la planta de empleados, y además, sugiere la revisión regular de proveedores y de los gastos de todo tipo, con el fin de reducir las pérdidas operativas que la institución viene soportando desde hace más de cinco años”.

Y por último, el comunicado oficial indica: “La decisión política de despedir empleados no es del agrado de ninguno de los miembros de esta Comisión Directiva y, mucho menos, del espíritu que moviliza a esta institución…,pero es necesaria asumir la responsabilidad y realizar los cambios. En relación a los empleados que fueron despedidos, las funciones que estos hacían no serán realizadas por nuevos empleados. Por lo que el club no incorporará más personal”.

Sanción en puerta

En el partido pasado de Newell’s en el Coloso, el juez Nicolás Lamolina tuvo que detener el partido en dos oportunidades por las bombas de estruendo que la barra hizo explotar en la tribuna Diego Maradona, además de exhibir una bandera de Central.

Esa situación, que obligó a la intervención del capitán Bernardelllo para hablar con los barras y pedirle que saquen la bandera, no será gratis para la Lepra.

Ayer el Tribunal de Disciplina le dio vistas de cinco días a Newell’s para hacer el descargo correspondiente, pero la sanción será inevitable. Y por ahora sólo se tratará de un tema económico y la Lepra recibiría una pena de dos partidos donde deberá pagar 200 entradas populares como multa, una cifre que rondaría los 100 mil pesos.

La preocupación de los directivos pasa por evitar que la situación se repita en el próximo partido como local ante los sanjuaninos, ya que el Tribunal podría pensar incluso en la inhabilitación del Coloso.

Si te gustó esta nota, compartila