Ciudad

Ningunos ñoquis

Despidos en el Inti: las historias detrás del ajuste

Hernán Zoff y Walter Aquino se desempeñan en altos cargos del organismo y ayudan a las empresas a ganar competitividad. Dos de los cuatro cesanteados de Rosario contaron el trasfondo político e ideológico de la medida


En Rosario, el paro de los trabajadores continuará este miércoles y el jueves.

Hernán Zoff tiene 45 años y trabajó casi 11 en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti). Es contador especialista en costos y gestión empresarial. Nunca faltó al trabajo sin justificación y en todas las evaluaciones anuales sacó la mejor calificación. Mientras el gobierno nacional habla de aumentar la competitividad de las industrias, el encargado de asesorar a las empresas en materia de costos en Rosario y su zona es uno de los cuatro despedidos del Inti local.

Las autoridades del organismo creado en 1957, cuya misión es el desarrollo y la asistencia de la tecnología industrial, dio a conocer el martes pasado 250 cesantías en todo el país. Los cuatro casos en Rosario obedecen a contratos por tiempo indeterminado, por lo que les corresponde una indemnización. Tras la decisión, los trabajadores se encuentran de paro, con asistencia a los lugares de trabajo, exigiendo que se dé marcha atrás con el ajuste.

Zoff, casado y con dos hijos, no está afiliado a ATE –el sindicato que nuclea a los trabajadores del Inti–, como la mayoría de los cesanteados. Sin embargo, piensa que sus opiniones políticas lo condenaron, pese a que no milita en ningún partido. “No soy macrista. Si me echaron por eso, es terrible. Si bien no milito activamente, pueden haber espiado mis comentarios en las redes sociales”, manifestó el contador, quien se enteró del despido al regresar de las vacaciones.

“Es mentira que sobra la gente. El equipo que coordino es multidisciplinario y está compuesto por ingenieros mecánicos, civiles, ambientales e industriales. O sea que podemos atacar los problemas generales que puedan tener los sectores industriales en nuestra región y ayudarlos a ser más competitivos”, explicó Zoff, quien también desempeñó tareas de capacitación a personal del Inti en distintos puntos del país.

 

“Clara intencionalidad”

Walter Aquino está en el Inti Rosario desde hace 16 años. Es licenciado en Ciencias Políticas y uno de los pocos trabajadores del organismo vinculado a las ciencias sociales. Fue director hasta mayo del año pasado y desde entonces es asesor de la Gerencia de Asistencia Regional.

Con 47 años, separado y con dos hijos; llegó al Inti con experiencia previa en la gestión empresarial. “Los que estudiamos ciencias sociales tenemos un campo de acción amplio”, explicó.

Lo que más le sorprendió a Aquino fue “el despido de gente de muchísima reputación profesional”. A los motivos enumerados por Zoff, el licenciado agregó “la redirección de recursos a determinadas actividades en desmedro de otras”.

“Todas aquellas áreas que asistían a las Pymes han quedado afuera. Hay una clara intencionalidad de asistir al que menos lo necesita”, consideró.

Al igual que su compañero, denunció cuestiones políticas entre las casusas de los despidos: “La opinión sobre la gestión del Inti en las redes sociales personales nos hizo pagar un costo”.

“La estamos pasando muy mal. A muchos nos va a costar reinsertarnos en el mercado laboral”, cerró Aquino.

Si te gustó esta nota, compartila