Ciudad

Conflicto

Despedidos del Cine Monumental piden por trabajo

Los trabajadores  despedidos del Cine Monumental se movilizaron. Quieren volver a sus puestos. Los anteriores dueños ofrecen el 50% de la indemnización


Los veinte trabajadores despedidos del complejo Cine Monumental bregan por recuperar sus puestos de trabajo. Y si no lo logran quieren –al menos- poder cobrar el ciento por ciento de la indemnización correspondiente, según confirmaron desde el Sindicato Único de Trabajadores de Espectáculos Públicos (Sutep). Es por eso que ayer se llevó a cabo una movilización en el centro de la ciudad que culminó en San  Luis y San Martín.

La movida se hizo en la misma jornada que los nuevos dueños de la empresa volvieron abrir las puertas con cinco salas en funcionamiento; el resto está en refacción. Hubo policías en la puerta custodiando a los manifestantes. Pero más allá de la tensión no se dieron hechos conflictivos.

“Los anteriores propietarios  quieren pagar el 50 por ciento de las indemnizaciones aduciendo que es una firma que no tenía recursos y que podía ir a la quiebra. Para argumentar eso deberían haber hecho el correspondiente proceso preventivo de crisis anteriormente en el Ministerio de Trabajo. Y no se había hecho nada de eso”, dijo en diálogo con El Ciudadano la secretaria general del Sutep, Marta Sánchez.

“El 50 por ciento no es lo que corresponde. Lo que corresponde es que los trabajadores despedidos cobren el ciento por ciento. Pedimos, además, que les den la posibilidad a todos los trabajadores de ingresar para que puedan demostrar las capacidades que tienen”, insistió la dirigente.

Sánchez dijo que “gremialmente” se tomarán todas las medidas necesarias para que los trabajadores cobren todo.

“No podemos negar que sea una buena señal que el cine continúe abierto. Queremos reconocer estos buenos aires porque el cine es una fuente de trabajo. Pero tampoco que el costo de la inversión sea a costa de los trabajadores despedidos”, enfatizó.

La gremialista contó, además, que la mayoría de los despedidos son personas que llevaban años en el cine. “No son jóvenes y están en una edad en la que quedan con muchas dificultades para reinsertarse en el mercado laboral”, señaló.

Sánchez dijo luego que el gremio está siempre  dispuesto a conversar con la patronal.

“No dejamos nunca cerradas las puertas para una negociación con la nueva empresa. Si bien la audiencia en el Ministerio de Trabajo que se llevó a cabo este miércoles no tuvo los frutos deseados, nosotros apostamos al buen cine. Son capitales argentinos. Aplaudimos que haya una buena sala en el centro de la ciudad. Pero que ese costo no se cubra con lo que le corresponde a los compañeros”, sostuvo.

Los temidos telegramas

A fines de agosto pasado la empresa Compañía Monumental SA despidió a los 28 trabajadores del complejo ubicado en San Martín y San Luis.

Casi al mismo tiempo se anunció que nueva firma de Buenos Aires (luego se confirmó que también participan socios locales) se haría cargo de las salas. Esa compañia comenzó a gestionarlas desde el primer día de septiembre.

Pero los flamantes inversores sólo reincorporaron a ocho personas. El resto quedó sin empleo, y sin indemnización.

La palabra empresaria

Sergio Neuspiller (uno de los nuevos dueños) indicó ayer en una nota con Radio Universidad que “el cine estaba en bancarrota, perdiendo dinero desde hace mucho tiempo y con cifras de asistencia cayendo año tras a año sumado a la competencia de cadenas internacionales. Estuvo a punto de convertirse en un supermercado chino”.
“No tenemos nada que ver con los empleados que trabajaban antes. Ellos tienen que hacerle el reclamo a los dueños anteriores”, agregó, al tiempo que aseguró (dando así una versión diferente a la de los trabajadores) que “a la mayoría” se les ha ofrecido continuar desarrollando sus tareas en el edificio, aunque solo siete aceptaron la propuesta, mientras que algunos lo están evaluando y otros declinaron la oferta.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios