Ciudad

Sindicalista perseguido

Despedido de La Virginia dice que lo discriminaron

Despedido de la empresa La Virginia dice que lo discriminaron por sindicalista.


“Tuvimos la segunda audiencia el martes en el Ministerio de Trabajo de la provincia y la empresa ratificó su postura de mi despido sin causa. El sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación pidió mi reincorporación y sostuvieron que es discriminatoria y antisindical por participar en las asambleas”, dijo Oscar Gómez, de 28 años, y que desde hacía seis trabajaba en la fábrica La Virginia, una de las compañías líderes de té y café en la región.

El 18 de enero pasado Gómez intentó entrar a trabajar a la planta de avenida Circunvalación y el molinete no se movió. Fue a la oficina de Recursos Humanos y le avisaron que estaba despedido sin aviso y que le iban a depositar la indemnización en la cuenta bancaria. No le había mandado el telegrama.

“En la audiencia los representantes de la empresa querían archivar la causa. Antes me reuní con representantes de diferentes bloques políticos de la Cámara de Diputados para tratar mi despido. Me dieron su apoyo”, contó el joven trabajador que estaba en la línea de producción de sacos de té.

Gómez explicó que esta semana se presentarán en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) para hacer la denuncia por discriminación laboral e ideológica.

“El Ministerio de Trabajo provincial definió la actitud de la empresa como intransigente. No archivó la causa y dejó el expediente en reserva. Hasta que surjan nuevos elementos”, explicó el joven y agregó: “Damos pasos importantes. Logramos que no se archive la causa y logramos que siga abierta. Seguimos en pie de lucha”.

Gómez dijo que atraviesa una gran incertidumbre, tanto laboral como en su vida familia. Vive con su madre y dos hermanos. “Espero que mi reincorporación se resuelva lo antes posible. La lucha es difícil y seguimos en marcha. Es una patronal que hace un siglo precariza y explota a los trabajadores. Tengo la indemnización en mi cuenta bancaria, pero no la voy a tocar porque me consideraría despedido”, detalló el joven.

Si te gustó esta nota, compartila