Economía

Laburo en riesgo

Desocupación se acercó a dos cifras y es la mayor en 12 años

Trepó al 9,6% en el segundo trimestre de 2018, según informó este jueves el Indec. Representa casi un punto más que en el mismo período de 2017. En el Gran Rosario, se ubicó en el 8%, un 1,2% por debajo del primer trimestre del año.


La desocupación trepó al 9,6% en el segundo trimestre de 2018, lo que significó un aumento de casi un punto porcentual respecto del mismo período del 2017 y acumuló un alza del 2,4% en lo que va del año, según informó este jueves el Indec. El indicador experimentó una suba del 0,5% respecto de los primeros tres meses. En el Gran Rosario, la tasa fue del 8%, por debajo del 9,2% registrado en el primer trimestre del año.

La fuerte caída de la actividad económica generada fundamentalmente por la baja del poder adquisitivo ante paritarias que no estuvieron ni por asomo cerca de la inflación, sumada a la peor sequía de los últimos 50 años y al freno de la obra pública, provocó un nuevo salto en la tasa de desempleo.

Otro factor clave fue el notable incremento de la oferta de trabajadores que se sumaron al mercado, a una tasa que duplicó el crecimiento de la demanda de empleo total, en comparación con un año antes.

El mercado de trabajo absorbió en los últimos 12 meses el 62% del incremento de la oferta laboral, equivalente a casi una vez y media la tasa de empleo que fue del 41,9% de la población total en el universo relevado.

Según la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, la suba del desempleo a 9,6% de la población económicamente activa, fue la más alta en 12 años, para ese período. Desde 2004 a 2018, la tasa de desempleo más baja se registró en 2015, último año de la presidencia de Cristina Kirchner, con un 6,6%; según el Indec.

En la franja femenina, la tasa de desempleo fue mayor al promedio, ya que se ubicó en el 10,8%, 1,3 puntos porcentuales superior a la de un año antes. En el caso de los varones, subió de 8,2% a 8,7% de la población económicamente activa. De este universo, el 5,1% son jefes de hogares.

Mientras que por franja etárea, si bien creció en todos los segmentos, se afirmaron las tasas de dos dígitos altas en las mujeres de 14 a 29 años, con una proporción superior a 1 cada 5 (21,5%); y en los varones entre esas edades, a 1 de cada casi 6 (17,3%). En tanto, la subocupación, en el mismo período, se ubicó en el 11,2% y registró una leve suba del 0,2% respecto del segundo trimestre de un año atrás.

El organismo consideró que en la comparación interanual “se registra un incremento estadísticamente significativo en las tasas de desocupación y actividad respecto del segundo trimestre del año 2017”.

La tasa de actividad se ubicó en el 46,4% y un punto porcentual por encima de la medición del segundo trimestre del año anterior, mientras que la tasa de empleo fue del 41,9% y fue un 0,4% más alta que la medición del mismo periodo del año pasado.

Rosario, debajo de la media

En el Gran Rosario, la tasa de desempleo fue del 8%, cerrando por debajo del primer trimestre cuando fue del 9,2%. El empleo se ubicó en el 43,7% y la actividad en 47,5%; según el Indec. La subocupación creció del 9% al 12,7%.

El índice más alto de desempleo se registró en el conurbano bonaerense, donde la medición arrojó un 12,4%. También se registraron números por encima del 10% en el Gran Córdoba (10,8%), Rawson-Trelew, en Chubut (11,7%) y Santa Rosa-Toay, en La Pampa (11,1%).

En tanto, los índices más bajos –menos del 5%– se registraron en Posadas (2,2%), La Rioja (2,3%), Gran San Luis (3,3%), Santiago del Estero (3,4%), Formosa (3,6%), Comodoro Rivadavia (3,7%), Neuquén (4,2%), Corrientes (4,5%), Gran San Juan (4,6%) y Gran Paraná (5%). En tanto, el Gran Santa Fe, el desempleo fue del 7%.

Aumentó la canasta básica

Una familia tipo compuesta por dos mayores y dos menores necesitó en agosto un ingreso de 20.868,93 pesos para evitar caer en la pobreza y cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que registró una suba de 36,9% en la medición interanual, según datos publicados por el Indec.

El sondeo oficial indicó que el mes pasado, la variación mensual de esa canasta, que también toma en cuenta bienes y servicios no alimentarios, fue de 3,6%.

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que determina los ingresos necesarios por hogar para superar el umbral de indigencia, registró un incremento de 2,8% frente a julio. El aumento interanual de la CBA fue de 33,6%.

Así, para poder acceder a la canasta de alimentos y no ser considerada indigente, una familia tipo debió contar con 8.347,57 pesos durante agosto, según informó el organismo de estadísticas oficial que conduce Jorge Todesca.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios