País

Brotes verdes en el sur

Desde la Patagonia inscriben una nueva variedad de cannabis para distribuir en la salud pública

La variedad fue bautizada Cannawine y contiene altos niveles de CBD y bajos de THC, ideal para el tratamiento de la epilepsia refractaria infantil. Después de años de trabajo, el laboratorio estatal de Río Negro producirá aceites para el sistema público 

epilpesia refractaria salud pública aceite de cannabis

Crédito: Argentina.gob.ar

Semana a semana los distritos de Argentina suman novedades en cuanto al cannabis medicinal e industrial. Sobre todo, en la inscripción de nuevas variedades en el Instituto Nacional de Semillas (INASE), el punto de partida de una cadena productiva que cumpla las promesas de trabajo, salud y bienestar incluidas en las leyes aprobadas en los últimos años.

Hace poco en La Patagonia, el INTA y la asociación civil Ciencia Sativa presentaron una variedad que servirá para producir aceites destinados al tratamiento de epilepsia refractaria infantil en la salud pública de Río Negro. “Fue un trabajo de muchos años. No solo el registro de la variedad, sino el esfuerzo de cultivadores y cultivadores que trabajaron haciendo fitomejoramiento con las plantas y arriesgando su libertad”, explicó Roxana Aguirre, de Ciencia Sativa.

Cómo es la variedad de cannabis patagónica

La variedad registrada se llama Cannawine INTA-ACCS. Tiene altos niveles de CBD y bajos de THC, dos de los componentes más conocidos de la planta. Esa combinación la hace ideal para tratar epilepsia refractaria. Especialmente, en población infantil. Al tener menos del 1 % de THC, es considerada como un Ingrediente Farmacéutico Activo no psicoactivo.

Entre otras características, esta variedad responde bien al cultivo en contenedor y con sustrato en las condiciones ambientales de la Patagonia Norte. Según explicaron desde Ciencia Sativa, su periodo de floración es de alrededor de 65 días y se cosecha a principios de abril.

En los ensayos dentro del campo experimental del INTA Alto Valle tuvo un rendimiento de 110 gramos de peso seco de flores por cada una de las plantas de unos 73 centímetros que fueron cultivadas en contenedores de 30 litros.

Santiago Juárez, biólogo de Ciencia Sativa y quien desarrolló durante años la genética, explicó: “Es una variedad segura con trazabilidad de origen para usuarios del Reprocann que necesiten cultivar este perfil de cannabinoides para sus tratamientos de salud”.

Crédito: Argentina.gob.ar
Cannabis para el sistema de salud pública de Río Negro

El trabajo de mejoramiento y registro empezó en 2019, teniendo como puntos altos la aprobación del proyecto en 2021 y finalmente la cosecha del 2023. Según el convenio que habían firmado, Ciencia Sativa tuvo que aportar la genética y junto al INTA buscaron mejorarla hasta alcanzar una variedad de alto contenido en CBD.

El objetivo común es que a través de una empresa dedicada a extracción de fitopreparados de otras plantas, esta variedad llegue al laboratorio estatal de Río Negro, donde pueda comenzar la producción de aceites de cannabis y así cubrir la demanda del sistema público de salud provincial.

“Apostamos a una alianza con el Estado en el armado de una cadena productiva que reconozca el esfuerzo colectivo de quienes cultivan”, explicó Roxana Aguirre, de Ciencia Sativa, quien adelantó que están en trámites para registrar otras dos variedades de cannabis: una con alto contenido de THC y otra, similar a la Cannawine, con alta concentración de CBD.

La inscripción de Cannawine fue posible gracias a un equipo de trabajo integrado por Santiago Juárez, Roxana Aguirre, Gabriela Calzolari, Gustavo Benegas y Gabriela Mattera (Ciencia Sativa) y Ariel Mazzoni, Mariana Kandus, Roberto Gómez y Mariana Amorosi por el INTA.

Ciencia Sativa integra desde septiembre la Federación Argentina de Cannabis y Cáñamo (FACC) junto a Aupac (Rosario), Acción Cannábica (Buenos Aires), Proyecto Cáñamo (Buenos Aires), Cogollos Córdoba (Córdoba) y Doing Canna (Buenos Aires). Su principal sede está en San Carlos de Bariloche, pero también tienen puntos de trabajo en Villa La Angostura.

Comentarios