Ciudad, Edición Impresa

Tensión laboral

Desde la mesa política intentan frenar las cesantías en Acindar

Se conformó una ronda de diálogo a la que asistirán representantes de la firma para explicar las razones del ajuste.


Por primera vez desde que se conoció que Acindar iba a reducir de tres a dos turnos la producción de la planta que tiene en Rosario, con lo cual se perderán puestos de trabajo, los representantes locales de esa firma se sentarán a explicar las razones del ajuste. Los interlocutores no serán los trabajadores que en julio podrían quedarse sin sus puestos en la planta de la ex Navarro, en el extremo sudoeste. En cambio, estarán la intendenta Mónica Fein, el ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, el de Producción, Luis Contigiani, y representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). El encuentro, que tendrá lugar mañana a las 13 en el Palacio Municipal, fue fogoneado por la comisión de Producción del Concejo Municipal, cuyo presidente.

“Hay preocupación en torno a que se suspendió un turno de producción y el cierre de esa planta. Hay que hacer todas las gestiones para evitarlo. Es una empresa en Rosario que garantiza fuentes de trabajo y hay que sostenerlas”, explicó en diálogo con El Ciudadano Genesini.

El ministro y ediles de la comisión de Producción del Concejo Municipal recibieron a un grupo de trabajadores de la planta que la firma Acindar tiene en Presidente Perón al 8000,  donde emplea a 200 personas.

“Queremos conversar directamente con la empresa y saber cuáles son los reales planes de producción. Es importante ver cómo continúan con el trabajo. También debemos conocer los instrumentos legales e institucionales y cómo gestionar alternativas a efectos de contribuir en la coyuntura”, agregó el funcionario provincial.

“Qué tienen pensado hacer es lo que queremos que nos digan”, sostuvo Ignacio Del Vecchio, secretario de Producción municipal, quien recordó que el miércoles pasado se concretó una reunión en la que participó la intendenta Fein junto a concejales y autoridades del gobierno provincial. “La intendenta manifestó su preocupación por el tema y se comprometió a intervenir para preservar las fuentes de trabajo”, apuntó Del Vecchio.

Según contó a este medio el delegado de la UOM, Mario Maciel, la decisión de Acindar de reducir un turno de producción y así dejar en la calle a 30 personas está tomada. “Así lo dejó asentado la empresa en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe”, lamentó. Otros trabajadores del lugar donde se fabrican perfiles, planchuelas y elásticos, señalaron que la firma no bajará la producción sino que la llevará a otras plantas más cercanas a la central, en Villa Constitución. De hecho, allí Acindar ya inauguró un nuevo tren de laminación en el que invirtió varios millones de dólares para concentrar y expandir su producción.

“Es muy positivo el apoyo de los funcionarios y las instituciones. Que se siente a la mesa la empresa Acindar es sumamente positivo. Ellos se mantienen en su postura. Vamos a ver cómo responden”, explicó Maciel.

Genesini consideró que “se deben agotar todas las instancias posibles” a fin de evitar suspensiones y despidos. También recordó que la cartera a su cargo cuenta con mecanismos que están a disposición para transitar la situación crítica a nivel de coyuntura económica. Luego dijo que “también hay instrumentos a nivel nacional” para frenar la decisión empresarial, y anticipó que ante los emisarios de la firma se invocará la “responsabilidad social empresaria”, ya que “en este escenario no podemos permitir perder una empresa en un contexto de tanta incertidumbre”.

Condicionamientos

Luego, el ministro no descartó de plano la propuesta del gremio de “condicionar” el contrato de obra pública con Acindar a cambio de que mantenga las fuentes de trabajo. Al respecto, Rosúa opinó que “en realidad, la planta local de Acíndar es sólo el uno por ciento del total de esa empresa multinacional y una medida como esa tal vez no resulte un mecanismo de presión adecuado”.

Según su opinión, lo conveniente es convocar a representantes del gobierno nacional. “Deben sentarse a la mesa a proponer soluciones”, dijo.

Al encuentro de ayer en el Palacio Vasallo, convocado por el concejal Eduardo Toniolli, de Partido Justicialista, asistieron además los ediles Caren Tepp, de Ciudad Futura; Aldo Poy, de Partido Demócrata Progresista; Osvaldo Miatello, de Compromiso con Rosario; Carlos Cossia, de Peronismo Solidario; Enrique Estévez, de bloque Socialista; Lorena Giménez Belegni, de Partido del Progreso Social; Celeste Lepratti, de Frente Social y Popular; y Norma López, del Frente para la Victoria.

Una mesa de asistencia

El caso Acindar quedará en estudio en la comisión de Producción del Concejo Municipal, y lo mismo ocurrirá con otros similares que ingresen en el futuro. Según explicó a El Ciudadano, el presidente de esa mesa de trabajo, el edil Martín Rosúa, los legisladores locales mantendrán de forma permanente el espacio para recibir y asistir a cuanto trabajador sea suspendido o cesanteado en 2016.

“Analizaremos cada caso en particular. En esta ocasión no entendemos cómo una empresa con la facturación importante que registra no pueda pasar la coyuntura. Si bien no tenemos herramientas jurídicas, al menos los vamos a citar”, apuntó el edil radical, quien contó con el aval del ministro Genesini para llevar adelante la iniciativa.

Líder global y de origen indio

“A fines de los años 90 la industria enfrentó la caída de la demanda interna del acero y el trauma de la reducción de los precios en el mercado externo. Para sobrellevar la crisis, Acindar se alío con la empresa brasileña Belgo Mineira que, a su vez, pertenecía a Arcelor, resultado de la fusión de las empresas Arbed de Luxemburgo, Aceralia de España y Usinor de Francia. Esta alianza permitió la entrada de mayor capital de inversión e impulsó un fértil intercambio de conocimiento entre las dos empresas, lo cual blindó al proyecto de cara a la crisis del sector y al posterior colapso del peso argentino en 2001”, indica la empresa en su sitio web.

“La fusión, hacia fines de 2006 y principios de 2007, entre Arcelor y Mittal (de origen indio), líderes en producción y facturación de acero a nivel mundial, respectivamente, dio nacimiento a ArcelorMittal. De este modo, Acindar pasó a formar parte del líder mundial en la producción de acero”, explica en otro tramo.

Por último, en la descripción se ufana de que “hoy, Acindar Grupo ArcelorMittal es parte del grupo productor de acero N°1 del mundo, con operaciones en más de 60 países y alrededor de 300 mil empleados, produce más de 100 millones de toneladas al año, lo que representa aproximadamente el 10 por ciento de la producción mundial”.

Comentarios