Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

De estreno

Desde el Carnaval de Montevideo llega a Rosario Cayó la Cabra

Los uruguayos presentarán “Relajo”, su última obra, esta noche a las 20, en Plataforma Lavardén.


“La murga argentina estilo uruguaya tendrá una fuerza que dará miedo”, pronosticó Camilo Fernández, letrista de Cayó la Cabra, murga uruguaya que visitará hoy Rosario para, desde las 20, en Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza), dar a conocer Relajo.

El grupo ingresó al Carnaval montevideano en 2012, y en los últimos años, fue reconocido con varias menciones por sus textos. En Uruguay, el término “relajo” tiene muchos significados. En su show, la murga analiza varios de ellos: “El potencial del relajo es desafiar un poquito el orden y cambiar el rumbo”, anticipó Fernández en diálogo con El Ciudadano.

—“Relajo”, se dice, es fiesta, diversión, lío y desastre ¿Cuál fue el potencial que encontraron en ese término para hacerlo el núcleo del espectáculo?

—El relajo es el conflicto, la parte interesante de las cosas; es el iceberg que hizo que el Titanic sea una leyenda y no un barco más. Se le dice relajo a algo que pareciera estar fuera de control pero sobre el final del espectáculo se muestra que todos pedimos más control y en realidad hace rato está todo controlado. El potencial del relajo, el hecho de hacerlo, no nuestro espectáculo, es desafiar un poquito el orden y cambiar el rumbo.

—No es un término muy usado en Argentina ¿Incorporan al show alguna explicación o introducción al término?

—Sí, no como un bloque más sino como una breve explicación hablada mezclada en algún parlamento que sí está en el guión.

—Pareja, amistad, educación, y el viraje a la derecha de los gobiernos latinoamericanos son algunos de los temas que toca el espectáculo ¿Cuál es el hilo conductor y la relación con el relajo?

—Hay un bloque muy común en el género murga que se llama “Salpicón” donde se habla de actualidad, entre ellos el viraje a la derecha tanto latinoamericano como mundial. La educación también es parte de ese salpicón ya que, este último año, fue muy conflictivo y decepcionante en materia de medidas gubernamentales. El potencial de este hilo conductor es que cada cosa tiene su conflicto. Buscamos hilos conductores que permitan esa movilidad. El cuplé de las parejas se para en que, tener una, te hace sentir que dejaste atrás el relajo; el enamoramiento logra que uno deje de ver las cosas negativas por un tiempo hasta que empieza el relajo en la pareja.

—Compartieron escenario con murgas rosarinas estilo uruguayo ¿Cómo ven la movida que se fue gestando acá?

—Excelente, la vemos crecer y lo celebramos. Muy agradecidos de sentir que algo tan genuino de nuestra cultura tenga la capacidad y fuerza de meterse en otras culturas similares que la adoptan hasta sentirla propia. Creo que algunas todavía están en esa etapa de imitación de lo que pasa acá (en Uruguay) pero es sólo parte de un proceso; el verdadero desarrollo de ese potencial será lograr traducir lo que les enamora de la murga a su propio lenguaje, en ese momento la murga argentina estilo uruguayo tendrá una fuerza que dará miedo.

Comentarios