El Hincha

Mercado auriazul

Desde Central discuten con Tigres por el préstamo de Jarlan Barrera

Todavía no hay acuerdo. Pero para evitar un litigio, una posibilidad es que el canalla se quede con el 20 por ciento del pase del colombiano y los mexicanos con el resto


Otro capítulo más. La novela que protagoniza Jarlan Barrera en este mercado de pases sumó este viernes un nuevo episodio. Es que la dirigencia de Rosario Central busca evitar un conflicto legal con Tigres de México en la disputa por la propiedad del volante colombiano. Y los dos clubes cuentan con documentación suficiente como para discutir el tema ante un tribunal.

Sin embargo, después de realizar averiguaciones con profesionales entendidos en este tipo de problemas, los auriazules parecen dispuestos a ceder terreno. Y concederían una parte mayoritaria del pase de Barrera a los mexicanos. De esa manera, reteniendo sólo una parte menor de los derechos económicos de Jarlan (NdR. se habla del 20 por ciento), la directiva Canalla podría conseguir la cesión a préstamo del jugador por un lapso de un año.

De todos modos, todavía no hay nada confirmado. Pero, al menos, el contacto entre los clubes se mantiene en pie. Y el diálogo entre las partes es indispensable para tratar de llegar a un acuerdo, única forma en la que Central podría utilizar a Barrera en el corto plazo sin temor de sufrir represalias legales por reclamo de los mexicanos.

Mientras tanto, en la dirigencia de Central hay opinión dividida sobre el tema Barrera, que ya está fichado por los Tigres en la Federación Mexicana de Fútbol.

Algunos directivos entienden que esta situación conflictiva, protagonizada por un jugador que firmó un pre contrato con dos clubes casi a la vez, debería generar un cese de negociación. Es decir, olvidarse del colombiano y orientar la búsqueda a un nuevo refuerzo para esa función.

Pero, por otro lado, hay dirigentes que quieren que Barrera se sume a la pretemporada auriazul desde la semana que viene. Y atenerse a las consecuencias judiciales que esa decisión podría acarrear. En principio, un litigio con los mexicanos en FIFA que, apelación de por medio en el TAS, podría durar unos tres años. Lo grave del caso es que los asesores consultados por el tema entienden que si Central decide fichar al jugador y utilizarlo, hay muchas chances de que los de Arroyito terminen siendo duramente castigados en lo económico por su obrar.

En cuanto a Barrera, continúa entrenando en Santiago de Chile acompañado por sus representantes, José Velasco y Kormac Valdebenito. Y no habría que descartar que el lunes próximo estén en Rosario. Antes de eso, los dirigentes auriazules deberían definir la postura a tomar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios