Edición Impresa, Policiales

"los miserables"

Desbaratan una banda en el sur

Fueron 33 allanamientos que buscaban a dos jóvenes que aún están prófugos. En cambio detuvieron a 14 personas a quienes acusan de robos, homicidios en la zona, además de infracción a la ley de drogas. Mañana serán imputados.


No quedó en claro si en el operativo desplegado ayer por las fuerzas federales encontraron un Victor Hugo dando vueltas, o si había un Jean Valjean, o si alguien se había robado un pan. Lo único claro es que el operativo se llamó Los Miserables, como la famosa obra, algo que no parecía tener vinculación con robos, escruches y homicidios. Ni con las detenciones, ni con nada. Ayer la cartera de Seguridad de la Nación desplegó 150 uniformados de la Policía Federal con móviles; tres grupos de irrupción y dos de la Guardia de Infantería; unidades de Intervención Territorial y Satelital de Comunicaciones, perros antinarcóticos y un helicóptero H14. Hicieron 33 allanamientos que terminaron con el secuestro de electrodomésticos y objetos de electrónica, los cuales se sospecha pertenecían a las víctimas de al menos 15 escruches y asaltos. Además, los federales irrumpieron en una celda de la Unidad Penal N° 11 de Piñero y en otra del Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario (Irar). Tras los procedimientos, diez sospechosos quedaron detenidos por estos hechos y mañana serán imputados por la fiscal de Investigación y Juicio, Gisela Paolicelli. Cuatro quedaron a disposición de la Justicia federal por infracción a la ley de drogas. Las fuentes informaron que hay dos prófugos cuyos apodos fueron referidos por los pesquisas en el último tiempo como los autores de balaceras en la zona de la República de la Sexta y en los enfrentamientos entre barrio Municipal y el Fonavi del Parque del Mercado.

La investigación demandó tres meses de seguimientos y escuchas para dar con integrantes el clan Funes, asentado en Tablada. En ese tiempo, la Justicia provincial acumuló una serie de denuncias que incluyen escruches, robos calificados, amenazas, abusos de armas y homicidios en barrios República de la Sexta y Municipal, indicó en una conferencia de prensa ayer el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Adrián Spelta –quien junto con Paolicelli encabezó la pesquisa–, flanqueado por el secretario de Seguridad Interior de la Nación, Gerardo Milman.

Spelta explicó que tras los 33 operativos los uniformados de la Federal incautaron cuatro autos, cuatro motos, barretas, inhibidores de llamadas, handies, pasamontañas, chalecos antibalas, plantas de marihuana, electrodomésticos y elementos de electrónica. “En esta oportunidad el Ministerio Público de la Acusación decidió ir detrás del grupo organizado y no partir desde un caso puntual. Estos allanamientos fueron sólo el comienzo porque la investigación continúa. Los diez detenidos quedaron sindicados por delitos contra la propiedad y el jueves serán imputados por la fiscal Paolicelli. Queda pendiente la detención de dos jóvenes. Uno apodado Lamparita (por Lautaro Funes.) y el otro Pelo Duro (por Carlos F.), los cuales están sindicados por testigos en casos de homicidios y abuso de armas que se sucedieron entre 2016 y este año dentro de los monoblocks de barrio Municipal. En esta oportunidad, las víctimas pertenecieron al clan Caminos”, detalló el fiscal. En los últimos 14 meses los enfrentamientos entre los clanes Funes –originario del Parque del Mercado y asentado en Tablada desde hace cuatro años– y Caminos, enclavado en el barrio Municipal, dejaron al menos 25 crímenes y un número superior de heridos.

Spelta agregó que uno de los operativos se realizó en una celda de Piñero y otro fue en el Irar, donde está alojado Alan, hermano de Lamparita.

En la celda de Piñero, estaba alojado René “Brujo o Rana” Ungaro, condenado por el crimen del ex capo de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos, a quien los pesquisas sindican como mandamás del Fonavi del Parque del Mercado y uno de los que impartía órdenes desde su lugar de detención al clan de Lamparita. En ese módulo, los policías de la Federal secuestraron un televisor, un celular, una notebook y anotaciones de interés para la causa.

En la celda de Alan, quien tiene 19 años y está alojado en el Irar por una causa originada cuando era menor, los federales le sacaron un celular que el chico había tirado al inodoro.

Las primeras informaciones hablaban de un allanamiento a una iglesia evangélica. Sin embargo, el fiscal señaló que el procedimiento se realizó en una vivienda en el interior del templo para intentar dar con uno de los prófugos.

En estos últimos meses, el apodo de Pelo Duro comenzó a sonar más fuerte en República de la Sexta y lo sindicaron junto con Lamparita como uno de los protagonistas de las balaceras que ocurrieron en esa zona, pero no había sido nombrado en los tiroteos de barrio Municipal. El muchacho 25 años pasó casi toda su adolescencia y su juventud institucionalizado en lugares de reclusión donde “nunca hicieron nada”, ni siquiera cuando en una entrevista que brindó en 2011 a Rosario 12 “pidió una oportunidad para dejar de consumir”.

Del total de detenidos, hay cinco mujeres. Una de ellas es Rosa Selerpe, de 42 años, quien fue trasladada al Juzgado Federal por una orden de captura por infracción a la ley de drogas.  Su hija Jorgelina, de 24 y novia de Ulises, también quedó detenida en ese fuero. La mujer es hermana de Domingo “Mingo” Selerpe –asesinado en 2010– y  del Negro Jorge, quienes supieron aparecer en las crónicas policiales por sus enfrentamientos con la banda de Guillermo “Torombolo” Pérez –muerto en 2008 – con quien disputaba dividendos del narcomenudeo.

Comentarios