Policiales

En Reconquista y Santa Fe

Desbaratan banda dirigida por dos narcos desde la cárcel

Luego de una investigación que llevó un año, el personal de la sección Antinarcóticos de la PDI realizó ocho allanamientos en Reconquista, Santa Fe y la cárcel de Coronda para desbaratar una red dedicada al narcomenudeo. Incautaron más de cien mil pesos y diez kilos de cocaína


Foto: Ministerio de Seguridad.

Una banda dedicada al narcomenudeo con redes en Reconquista y Santa Fe, la cual era dirigida por dos presos, fue desbaratada ayer tras ocho allanamientos realizados por la brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI). Tras los procedimientos, los uniformados de la PDI detuvieron a tres santafesinas, secuestraron más de diez kilos de cocaína, unos gramos de marihuana junto a poco más de 100 mil pesos en efectivo. Además, los investigadores realizaron operativos en la celda de un recluso en la cárcel de Coronda, quien está sindicado como el encargado de dirigir la red de narcomenudeo en Santa Fe, y en la Alcaidía de Reconquista, donde se encuentra un conocido narco de dicha ciudad.

El reconquistense Rodrigo Ortiz, de 28 años y conocido como Chinito, fue apresado el 24 de marzo de 2017 en un procedimiento por venta de estupefacientes en la ciudad de Reconquista, departamento General Obligado, cuando llegaba al norte provincial en un colectivo desde Corrientes con diez kilos de marihuana. Tras la aprehensión, el personal Antinarcóticos de la PDI de dicha localidad comenzó una pesquisa para dar con otros integrantes de red de distribución.

La investigación descubrió que el narco detenido hace un año en Reconquista continuaba dirigiendo la red de venta de estupefacientes y que también tenía relación con un santafesino apodado Chavo, el que asimismo había sido detenido por comercialización de estupefacientes en Santa Fe y estaba alojado en Coronda. “En base a estos resultados, este viernes se realizaron los allanamientos y podemos decir que culminamos de manera exitosa la primera etapa de la investigación”, dijo el subsecretario de Investigación Criminal, Rolando Galfrascoli.

De acuerdo con fuentes policiales, los allanamientos en Reconquista se hicieron en: Nicaragua al 1900, donde está investigado Carlos C., de 29 años. Los uniformados incautaron cinco celulares, una bocha de marihuana y un pen drive. El segundo fue en calle 47 al 800. Fue demorada una mujer de 54 años y encontraron celulares junto a una Tablet. En barrio 314, se hizo un operativo en la manzana 2, donde incautaron dos balanzas, diez mil pesos, casi 200 gramos de cocaína compacta y algunos restos de marihuana. Y en el cuarto allanamiento, los policías irrumpieron en la celda de la Alcaidía de la Unidad Regional IX, del departamento General Obligado, donde está alojado el muchacho de 28 años. En el lugar encontraron más de cinco gramos de marihuana y ocho celulares.

En simultáneo, personal antinarcóticos realizó otros tres operativos en Santa Fe y en la Unidad Penitenciaria N° 1 de Coronda. En la capital provincial los procedimientos se realizaron en Tarragona al 100. En esa vivienda quedó detenida Liliana Beatriz B., 53 años. Allí encontraron nueve celulares, tres balanzas, 6.000 pesos, dos pistolas calibre 9 milímetros, un revólver calibre 38, municiones junto a poco más de 10 kilos de cocaína en panes y una planta de marihuana. El segundo fue en Fray Pérez al 200, donde cayó Roxana L., de 42 años, y los uniformados hallaron 90 mil pesos en efectivo, seis celulares y documentación de interés para la causa. El otro allanamiento se realizó en Uruguay al 3200. En esa vivienda fue detenida Patricia L., de 46 años. Los uniformados incautaron documentación, al igual que en el operativo de la celda 202 donde está alojado el Chavo en la cárcel de Coronda.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.