Coronavirus, Sociedad

Naciones Unidas

Desaconsejan “enfáticamente”, por altamente tóxico, el uso de dióxido de cloro para tratar el covid

Es un alerta de la Organización Panamericana de la Salud ante el ofrecimiento del compuesto "como milagroso por parte de algunas compañías o personas". El aviso fue publicado en Noticias ONU. "Puede producir la muerte", aclaran


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) desaconsejó de manera “enfática” el uso del dióxido de cloro y sus derivados para el tratamiento contra el coronavirus tras constatar que es ofrecido “como milagroso” por algunas compañías o personas en países de América Latina.

“La OPS aclara y enfáticamente desaconseja el uso de dióxido de cloro y de sus derivados para ser injerido o inhalado o para cualquier otro uso en humanos, estos productos se usan para desinfectar superficies inanimadas no para seres humanos”, dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la OPS

Espinal explicó que no existe ningún ensayo clínico o resultado fehaciente de calidad que sugiera que estos productos sean efectivos o eficaces contra el covid-19.

“Al contrario, es muy tóxico, es un gas amarillento que reacciona químicamente muy fuerte, puede producir la muerte, diarreas, neumonía y otra serie de eventos. Es imperativo que cuando la gente escuche que estos productos se ofertan, contacte a su Ministerio de Salud”, pidió el experto.

Este producto “lo están consumiendo, y es ofrecido como milagroso por algunas compañías o personas”, según la publicación Noticias ONU.

Útil, pero para otras cosas

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel o en plantas públicas de tratamiento de agua; así como en el proceso de descontaminación de construcciones.

Al reaccionar en agua, el dióxido de cloro genera iones clorito. Ambas especies químicas son altamente reactivas, por lo cual cuentan con capacidad de eliminar bacterias y otros microorganismos en medios acuosos. Este gas se ha utilizado como desinfectante, y en bajas concentraciones para la potabilización de agua.

La OPS explicó que, desde hace varios años, algunos productos que contienen dióxido de cloro o derivados se han promocionado como “terapéuticos” para la cura de diversas afecciones, sin contar con ninguna evidencia científica sobre su eficacia.

Frente al covid-19 se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, “que indican falsamente tener propiedades curativas para covid-19 e incluso otras dolencias asociadas”, detalla la publicación.

“No debemos utilizar estos productos. Es una recomendación para todos nuestros países porque no existe ninguna evidencia científica, y ha habido reportes de intoxicaciones y situaciones adversas que no queremos”, agregó Espinal.

Comentarios