Ciudad

La Florida

Denunció que sus vecinos la amenazan y quieren echarla por lesbiana

Natalí vive con su madre en barrio La Florida desde hace 35 años. Asegura que las discriminan y hostigan por ser lesbianas. Desde hace un mes tiene botón antipánico, mientras la Justicia investiga los hechos


"Quiero que paren para poder vivir tranquila", dijo Natalí

Natalí teme por su vida y la de su madre. Viven juntas en un departamento de zona norte y asegura que sus vecinos las quieren echar por lesbiana. Los denunció por hostigamiento y amenazas en la Justicia y desde hace un mes tiene un botón antipánico que, asegura, usó en varias oportunidades. “Nos agredieron física y verbalmente. Nos dicen que quieren el departamento y que nos vayamos de acá”, contó.

Su madre, de 64 años, fue una de las primeras adjudicatarias de los departamentos del monoblock de La Florida y Natalí vive ahí desde que nació, hace 35 años. Según contó, en 2019 empezaron los hostigamientos. El límite que la llevó a la Justicia fue la amenaza con un arma de fuego de parte de un vecino. “Llegué a mi casa y un vecino salió, me insultó y me dijo me tenía que ir. Saco un arma de su cintura y me la puso en la cabeza. Mi mamá escuchó ruidos y abrió la puerta. Yo aproveché su distracción para escapar y entrar”, recordó.

La mujer asegura que juntaron firmas para echarlas de su casa: “Nos dicen que nos tenemos que ir y están usando métodos para desgastarnos. Juntaron firmas y entraron en varias oportunidades porque quieren usurparnos. Rompieron la puerta de ingreso y el techo para entrar desde el baño. Por suerte, estábamos en casa, llamamos a la Policía y se fueron”.

Desde hace un mes, Natalí tiene botón antipánico y asegura que cuenta con el apoyo de vecinas y vecinos de otras partes del barrio: “Lo usé en varias ocasiones. Me da tranquilidad pero no es una seguridad definitiva. Lo demás está en investigación”.

“Tememos por nuestra vida. Somos personas vulnerables porque sufrimos enfermedades. Quiero que paren para poder vivir tranquila sin miedo a salir porque no es justo. No me meto en la vida de nadie, no me importa lo que hagan los demás. Quiero que paren el hostigamiento y con la obsesión de quedarse con el departamento”, concluyó.

Fuentes judiciales informaron que en julio de este año las mujeres denunciaron a vecinos del barrio por amenazas y hostigamiento. Interviene en el caso el fiscal Marcelo Maximino quien investiga los hechos para determinar posibles imputaciones, dijeron desde el Ministerio Público de la Acusación.

Comentarios