Ciudad

Identidad

Denunció a ex Puma por amenazas y pide que reconozca a hija

Le dieron un botón de pánico y el caso está en la Justicia. La niña nació en 2016 y ella inició una causa por la paternidad.


María Alejandra Terraza Justo es una “influencer” y asesora de imagen que vive en Rosario desde hace cinco años. Según contó a El Ciudadano, en 2014 conoció al ex puma Martín Rodríguez Gurruchaga a través de las redes sociales. En 2015 tuvieron una cita y ella quedó embarazada. Desde entonces denunció que recibe amenazas e intimidaciones de distinto tipo. Actualmente tiene un botón de pánico que le dio el Ministerio de Seguridad provincial, es asistida por profesionales de la Línea Verde la Municipalidad y hay tres causas en la Unidad Fiscal de Violencia de Género contra el ex jugador de rugby. La bebé nació en abril de 2016 y cuando tenía seis meses Terraza Justo inició acciones legales para que él la reconozca como su hija. El trámite corre en el Juzgado de Familia N° 7 de Rosario y la jueza a cargo ordenó un análisis de ADN. Las partes fueron citadas a una audiencia el 28 de septiembre para abrir el sobre y conocer el resultado. Rodríguez Gurruchaga tiene 32 años e hizo gran parte de su carrera deportiva en el club Atlético de Rosario. Entre 2009 y 2012 jugó en la selección nacional Los Pumas.

De acuerdo con la versión de Terraza Justo, las amenazas y mensajes intimidatorios empezaron cuando le contó a Rodríguez Gurruchaga que estaba embarazada. Ella lo llamó por teléfono para encontrarse y contarle pero él se negó y la única respuesta fue que no tenía plata.

“Cuando finalmente le conté por Whatsapp me dijo que si no abortaba me iba a matar. Nunca me negó que sea el padre pero no la quiere reconocer. Después, me empezaron a seguir hombres por la calle, me amenazan y me mandan mensajes intimidatorios. Una vez estuvieron cinco horas estacionados frente a mi casa y la última vez me amenazaron en una florería diciéndome que pare con las denuncias”, contó Terraza Justo.

La fiscal de la Unidad de Violencia de Género Luciana Valliarella explicó que hace dos semana recibió a Terraza Justo, quien llegó acompañada de la concejala del Frente Social y Popular, Celeste Lepratti. “Tenemos en trámite una causa de diciembre de 2017 contra Martín Rodríguez Gurruchaga por amenazas. Hay otra causa asignada a otra fiscal que pedimos que sea remitida a nuestra unidad a través de un trámite que tiene que iniciar la víctima. Cuando nos reunimos con ella, nos expuso una nueva situación de violencia. En total, serían tres hechos de amedrentamiento que están en etapa de investigación”, dijo la fiscal.

En paralelo, en el Juzgado de Familia N° 7 tramita la causa por la paternidad de la niña que hoy tiene dos años.

“Una defensora que puso la Justicia para proteger los derechos de mi hija hizo una declaración de presunción de paternidad en base a las pruebas que presenté y dijo que tenía que garantizarle la cobertura de obra social y una cuota mensual. Pasó un año y no se hizo cargo de ninguna de las dos cosas. Debería estar embargado y no pasó nada. Yo quiero que mi hija sea reconocida porque tiene derecho a la identidad”, dijo Justo Terraza.

Sobre el análisis de ADN explicó que tiene miedo por el resultado porque le llegaron mensajes intimidatorios que decían que iban a alterar la prueba. También opinó que los profesionales del Instituto Médico Legal (IML) no tomaron las muestras en base al protocolo adecuado.

La jueza Gabriela Topino, a cargo del expediente, dijo que el análisis fue hecho de manera transparente y que la semana que viene estarán los resultados. Sobre la causa explicó que los expedientes de Familia son secretos.

Terraza Justo contó también que buscó asistencia en la comisión de Derechos Humanos del Concejo Municipal a través de Celeste Lepratti y que es contenida por las profesionales de la Línea Verde, el dispositivo municipal que ayuda a víctimas de violencia de género.

“Durante mucho tiempo no quise salir a contar lo que había pasado. Pero mis seguidores en las redes me ayudaron a darme cuenta que no estaba sola y que es importante que se sepa para que otras mujeres no pasen por lo mismo”, opinó. La influencer tiene más de 14 mil seguidores en Instragram y trabaja para distintas marcas vinculadas a la moda y en eventos sociales haciendo difusión en redes sociales. Hace unos meses los médicos diagnosticaron que su hija es autista y Justo Terraza empezó a usar las redes para visibilizar la problemática y a las organizaciones que trabajan el tema.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios