Ciudad

Villa Gobernador Gálvez

Denunciaron a un docente por discurso antiderechos

En el aula hablaba de la homosexualidad como enfermedad y nadie podía usar lenguaje inclusivo. Amsafé Rosario pidió separarlo del cargo de inmediato. Da clases en un instituto que forma a profesores


ARTE EL CIUDADANO

La Gobernador Gálvez recibieron quejas de alumnos por los comentarios del profesor y sacerdote Sergio C.,. Contaron que pedía a las madres que dejaran de estudiar para cuidar a sus hijos, decía que los homosexuales debían “curarse” y que no aprobarían su materia si hablaban con lenguaje inclusivo. A las quejas se sumaron denuncias de otros colegas preocupados porque los contenidos que el docente enseñaba iban en contra de la currícula y de los derechos humanos. La directora de la institución elevó el reclamo a la supervisora que avisó al Ministerio de Educación santafesino, donde le iniciaron un sumario administrativo. Desde el gremio Amsafé Rosario piden que lo remuevan del cargo.

“No estamos en contra de él por religioso sino que denunciamos una postura dogmática, misógina y antidemocrática. Defendemos la libertad de cátedra, pero no podemos permitir que enseñe contenidos en contra de los derechos y la diversidad con textos usados en la dictadura militar. Es una ofensa para la educación pública y nos preocupa”, dijo el titular de Amsafé Rosario, Gustavo Terés.

La escuela de Villa Gobernador Gálvez tiene cerca de 40 alumnos por materia que quieren ser ser docentes de nivel primario, secundario y terciario. Es pública y laica. Desde hace dos meses, un grupo de estudiantes de la materia Pedagogía de primer año y de Historia Social y Política Educativa de tercero golpearon las puertas de la dirección. Estaban preocupados por los contenidos. Según contaron, Sergio C., que trabaja como reemplazante hace 5 años, reivindicaba ideologías fascistas y antidemocráticas. Estaba en contra de que las mujeres estudien, veía a la homosexualidad como una enfermedad, y se negaba a dar contenidos de Educación Sexual Integral (ESI) por considerarla pornográfica.

A fines de octubre el docente envió una carta la dirección para denunciar a sus colegas. En particular, a una docente de otra materia que quiso articular con él contenidos de ESI. Dijo que ella lo acosó, que quiso interferir en su cátedra y que lo perseguían por sus creencias religiosas. En el texto, Sergio C., hizo pública su postura ideológica. Hizo referencia a la ESI como ideología de género, al sexo como un dato biológico y a la identidad como algo determinado por los cromosomas. Para él, “la sexualidad no necesita educación”.

“Resulta un contrasentido ya que el sexo es un dato biológico no debatible, basado inicialmente en la identidad otorgada por los cromosomas. Hablar de «rol» es un contrasentido, ya que la persona se desarrolla según su naturaleza y no pueden ser intercambiables. Un padre jamás puede hacer de madre y viceversa ya que los cromosomas son acompañados por el temperamento heredado propio del varón o la mujer. La identidad de los cromosomas no se elige”, señaló en el texto.

En las siguientes páginas habló de ideología de género como odio al ser, a la sociedad y a Dios, y la comparó con la lujuria. Dijo que el aborto es apología del delito, y se refirió a la diversidad sexual como corrupción de menores y pornografía. Sobre la educación sexual la calificó como promoción de la prostitución. “Todos estos elementos convierten a la ideología de género en un hecho antinacional, corrosivo y delictivo, en el marco de la traición a la patria”, concluyó.

Para los docentes, los contenidos que promueve el Sergio C., atentan contra los derechos humanos y contra las leyes de Educación, ESI, identidad de género y matrimonio igualitario. “Es un pensamiento antidemocrático. Habla de datos biológicos como lo hacía el fascismo y enseña textos de García Hoz, un pedagogo franquista retomado por las dictaduras de Onganía y la junta militar de 1976. Viola los derechos humanos con sus expresiones”, señaló Emilio Abecasis, docente de la escuela y delegado gremial de Amsafé.

La directora elevó el reclamo a la supervisora, quien avisó al Ministerio de Educación. Desde el gremio pidieron que lo separen del cargo. “Defendemos la educación pública y laica. No podemos permitir que un docente que forma a futuros profesores vincule los contenidos de la ESI con la pornografía y la corrupción. No puede seguir enseñando conceptos misóginos y anti derechos”, concluyeron desde Amsafé.

 

Van por una materia obligatoria de Educación Sexual Integral

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios