Edición Impresa, Policiales

Bandas

Denuncian represión policial tras crimen en Fonavi de zona sur

Vecinos de Parque del Mercado acusaron el accionar de uniformados luego del asesinato de una almacenera.


La China, como le decían desde hace más de 30 años a María Cristina Núñez, era una vecina querida en el Fonavi de Parque del Mercado. Tenía un almacén en la planta baja de la torre 4 del monoblock de Sánchez de Thompson 166 bis, del que sacaba juguetes cada Navidad para repartir, vestida de Papá Noel, a los chicos del barrio. La tarde del sábado, un pibe que era corrido a balazos se metió en su negocio para refugiarse y los plomos hicieron blanco en la mujer, que recibió cinco impactos y murió en el fondo del local. Ayer, mientras muchas señoras lloraban la pérdida de la China y lamentaban que la fiscal haya demorado al viudo, los más jóvenes levantaban las decenas de cartuchos que dejó la intervención policial que siguió al homicidio.

“En los 40 años que vivo acá nunca vi una represión igual. Fue impresionante ver a tantos policías disparar a los vecinos. Hay muchísimas personas heridas”, dijo una anciana a El Ciudadano.

“Este es un barrio de gente trabajadora. Como la China, que era una vecina excelente, que nunca le negaba una golosina a un chico que no tenía la moneda. Pero ya no se puede vivir más. Anoche todos los vecinos les dijimos a la Policía de dónde venían los tiradores, pero ellos se quedaron acá reprimiendo al que se asomaba”, agregó un hombre mientras exhibía cartuchos de bala de goma con los que estaban regadas las calles Alice y Sánchez de Thompson.

Según relataron a este diario, pasadas las 18 del sábado, dos hombres a bordo de una moto negra perseguían a balazos a un pibe que entró al trote al almacén de La China en busca de refugio. Mientras uno de los motociclistas se quedó a bordo del rodado, el otro entró al comercio a los tiros, vació el cargador y se fugó. Adentro quedó el cadáver de Cristina.

“Hace dos meses que no podemos salir a la calle. Son los soldados de uno contra los soldados de otro. La calle Gutiérrez divide las bandas. De este lado está Teletubi, que no tuvo nada que ver con lo de anoche. Y del otro la banda de Alexis, a donde la Policía no entra porque tiene arreglo con la seccional 11ª. Cada vez que se cruza esa calle es para hacer daño. No importa a quién le dan. Si es un niño, un laburante o un anciano. Pasan y tiran”, explicó una señora.“Lo que no entendemos es lo que hizo la fiscal. Anoche vino con unos 30 patrulleros. Nos trató a todos de chismosos. Puso a la seccional 11ª a investigar, cuando todos sabemos que tienen intereses. Y apenas se fue la fiscal, la Policía empezó a reprimir. Pensamos que fue ella quien dio la orden. Hay decenas de heridos”, denunció un vecino. “Fijate que es domingo y no hay nadie en la calle. La gente tiene miedo y vive encerrada en su casa. Cuando no son balas de narcos son de la Policía reprimiendo”, agregó. Tres señoras se acercaron a la puerta del almacén, donde todavía quedaban cartuchos policiales antidisturbios. Dos lloraron y contaron que iban a extrañar a la China, sobre todo en Navidad, porque ya era una costumbre en el barrio verla disfrazada de Papá Noel repartiendo juguetes. “Vivía con su marido, un empleado metalúrgico que se iba a trabajar todas las mañanas temprano y volvía a la tardecita. ¿Podés creer que le acababan de asesinar a su esposa y lo metieron preso porque tenía un arma en la casa?”, dijo indignada una mujer. “Arruinaron a una familia. Cristina tenía una hija y una nietita. Estan destrozadas”.

El caso es investigado por la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro. Hasta ayer ninguna fuente oficial informó que haya detenidos ni identificados sobre el crimen de Núñez, como tampoco estaba claro el móvil. En el barrio coinciden en que la mujer fue asesinada al quedar en medio de un tiroteo. Las versiones diferían si los tiradores eran gente de Alexis, o policías que perseguían a un joven que no fue identificado pero que al parecer le escapó a la muerte. La China no tuvo la misma suerte. Después del crimen, además del marido de la China, fueron detenidos otros dos hombres acusados de tirar piedras. Pasaron la noche en la comisaría, y recién ayer por la mañana fueron liberados.

Comentarios