Policiales, Región

Acusan mala praxis

Denuncian negligencia en una clínica privada de Arroyo Seco por la muerte de un hombre de 72 años

Entró con un cuadro cardíaco pero, según la denuncia, lo mezclaron con pacientes sospechosos de covid. El hombre falleció cinco días después de ingresar tras transitar una neumonía

Piazza Iglesias, fiscal que investiga el caso.

Un hombre de 72 años que llegó a una clínica privada en Arroyo Seco por un problema cardíaco murió cinco días después. En el primer informe médico que le dieron a la familia, los médicos informaron que tenía neumonía, lo que encendió el alerta ya que no era la patología de ingreso. Maira, su hija, contó que había comprobado a través del director de la clínica que a su padre lo mezclaron con personas sospechosas de sufrir covid cuando aún no tenían el resultado del hisopado que le hicieron al internarlo, dato que hasta el día de hoy no fue informado a la familia.

La hija denunció el hecho en la sede rosarina de Fiscalía al entender que se actuó con negligencia al exponer a su padre, que entró con un cuadro diferente, al coronavirus. Contó que es la única clínica privada que hay en Arroyo Seco y que, a partir de su denuncia pública, surgieron otros casos de personas que no se animan a denunciar ante la Justicia. Maira no sabe si su padre habría podido salir del cuadro con el que entró a la clínica, pero sí denuncia que no se tuvieron los cuidados del caso y que no es la primera vez: quiere evitar que lo que le pasó se replique en otras personas que van al lugar en busca de atención médica.

Enrique Alfaro sufrió en tres días cuatro episodios de síncope, relató su hija. En cada oportunidad desde su familia llamaron a la emergencia médica de la localidad. La última vez el médico decidió derivarlo a la clínica Martins para una mejor atención, contó Maira. Ingresó en el sanatorio el viernes 23 de abril, día en el que le hicieron un hisopado para determinar si estafa infectado con covid, resultado que hasta el día de hoy no fue informado a la familia, contó.

Por la pandemia no se lo podía visitar y la familia recibía informes médicos en forma telefónica, siguió Maira. En el primero de ellos, al día siguiente de la internación, le indicaron que tenía neumonía, cuadro que no era compatible con la patología cardíaca que había sufrido.

La joven contó que posteriormente a ello se enteraron de que no había estado aislado de pacientes que estaban infectados con covid-19. Supieron en su familia que sin el resultado del hisopado lo habían internado en una sala con personas contagiadas con el virus, lo que le fue confirmado a Maira a través de una conversación telefónica con el director, reveló. La hija del fallecido dijo que tras algunas contradicciones le dijo que al principio había estado aislado pero lo consideraron positivo de covid por algunos síntomas sin tener el resultado.

Cuarenta y ocho horas después de esta charla, Enrique falleció de un paro cardiorrespiratorio, según le notificaron. “Mi reclamo tiene que ver con el descuido que tuvieron con mi padre ya que había otros pacientes sospechosos de covid alrededor”, afirmó y de inmediato agregó que todo el que tenga obra social o Pami se dirige allí porque es la única clínica de la localidad. Contó que su denuncia despertó los testimonios de muchas personas que no se animan aún a denunciar.

La presentación quedó en manos de la fiscal Valeria Piazza Iglesias, de la Unidad de Homicidios Culposos del Ministerio Público de la Acusación de Rosario. La funcionaria dispuso el secuestro de la historia clínica de la víctima en el sanatorio y de la empresa de emergencia que trasladó a Enrique al centro de privado. En los próximos días se citará a la denunciante a la Fiscalía y la documental se envió al Instituto Médico Legal para un dictamen médico forense y, a partir de allí, se determinan los pasos a seguir, contó una fuente fiscal.

Comentarios