Ciudad

Denuncian faltantes de productos lácteos en las góndolas de los comercios

El titular del Centro Unión Almaceneros, Juan Milito, dijo que una de las consecuencias es la apertura de la exportación. Desde hace más de 10 días están en falta la leche larga vida, la crema de leche y la manteca", advirtió.


El titular del Centro Unión Almaceneros, Juan Milito, denunció que hay faltantes de lácteos en las góndolas de los comercios de la ciudad como consecuencia de la apertura de la exportación y el aumento del precio de la leche en polvo. “Desde hace más de 10 días hay faltantes de leche larga vida, crema de leche y manteca. Además en los últimos 45 días aumentaron hasta un 50 por ciento los quesos”, advirtió.

“Se abrió la exportación, aumentó la leche en polvo y por lo tanto hay menos en el mercado local. Por eso llegamos a esta situación de faltantes de productos como leche larga vida, crema de leche y manteca. A todo esto se suma la falta de consumo y el achicamiento del mercado interno”, aseguró Milito.

El titular del Centro Unión Almaceneros dijo que tendría que haber un control del Estado para no desabastecer al mercado. “El gobierno nacional no tiene simpatía con el mercado interno y puede repercutir en el corto plazo”, aseguró.

“Los faltantes se disimulan con la caída de las ventas, en la leche fluida no se percibe”, remarcó.

Milito dijo que en los últimos 45 días el queso aumentó un 50 por ciento y que “es muy grave que un producto de primera necesidad pasa a ser un producto de lujo”.

“Un queso cremoso de calidad intermedia cuesta entre 200 y 280 pesos. El queso en barra sale entre 250 y 320 pesos.  Las primeras marcas están arriba de los 400 pesos. Para muchos es imposible consumirlo”, aseguró.

El titular del Centro Unión Almaceneros  resaltó que las leches de primeras marcas se acercan a las de primera. “Las leches de primera línea ya se acercaron a las de primeras marcas, debido a que hay menos oferta”, expresó.

El faltante de lácteos se da en el marco de una crisis de la industria lechera que está pasando su mayor crisis con cierres, despidos y procesos preventivos de crisis que golpean a las firmas Verónica y Sancor, entre otras.

La láctea Verónica se sumó a la extensa lista de firmas que pidieron procedimiento preventivo de crisis, hace alrededor de un mes. Casi centenaria, la compañía argumenta caída de ventas, tiene 700 empleados distribuidos en sus tres plantas en Santa Fe, donde produce leches larga vida, leche en polvo, manteca, crema de leche y quesos untables, entre otros productos. Voceros oficiales de la empresa aseguraron que la medida es para no tener que cerrar, pero ya hay retrasos en el pago de salarios y los antecedentes no son los mejores: hace años que busca socios y puso en venta parte de sus elaboradoras, sin interesados a la vista.

El combo de dificultades que atraviesa la firma láctea –fundada en 1923 y con sede administrativa en el barrio porteño de Flores– es peligroso en el paisaje de crisis generalizada y la del sector en particular. En Suardi, ciudad del departamento San Cristóbal cercana al límite con Córdoba, ya cerraron dos plantas del mismo rubro: SanCor, hace una década, y Willner, en septiembre pasado.

Góndolas vacías: advierten por escasez de leche en los supermercados rosarinos

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios