Policiales

Barrio Tablada

Denuncia reveló calvario de una nena de 9 años: su padrastro, un gendarme, será imputado por abuso

El caso se conoció por la denuncia de una vecina, agente de Policía, quien expuso lo que en el vecindario era un secreto a voces. El efectivo de la Fuerza federal quedó detenido y será acusado el martes


Imagen ilustrativa.

Un gendarme quedó detenido este domingo para ser imputado bajo sospecha de haber abusado sexualmente de su hijastra de 9 años. El caso se conoció a partir de la inquietud de una suboficial de la Policía Comunitaria que es vecina de la víctima en un complejo de viviendas de barrio Tablada, en zona sur. La mujer hizo la denuncia luego de enterarse primero por comentarios de los padecimientos, y luego por hablar con la nena.

La denunciante expuso en la comisaría 16ª lo que ya era un secreto a voces en el barrio pero nadie se animaba a denunciar. Dijo que la víctima solía contarles a sus amiguitas que su padrastro la abusaba sexualmente, y que por ello tenía dolores en la panza y no podía levantarse de la cama.

Este sábado, la suboficial logró contactarse con la víctima y mantuvo una conversación que confirmó las peores sospechas cuando la menor le contó –según consta en la denuncia– con el vocabulario propio de una nena de 9 años los abusos con acceso carnal de los que era víctima por parte de quien llamaba su “papá”, en rigor su padrastro, quien es gendarme. La nena expresó que tenía miedo y dejó entrever que los abusos se producían con la complicidad de su madre ya que “se lo buscaba”.

“Luego de escuchar semejante cosa no lo dudé; hablé con mi esposo y decidí traerla a este lugar para protegerla y radicar la denuncia”, dijo en la denuncia la suboficial de la Policía Comunitaria.

Agregó que también existe la presunción de que la menor era golpeada por ambos padres –quienes mantenían una actitud reservada con vecinos– ya que “iba golpeada a la escuela” y en el barrio “todo el mundo lo sabía”, un dato que –de comprobarse– indicaría que los padecimientos eran de larga data.

El caso está en manos del fiscal de delitos sexuales Fernando González Raggio, quien ordenó la detención del gendarme Javier Rody E., oriundo de Formosa, para acusarlo en una audiencia programada para este martes. En el caso también interviene la Dirección de Niñez provincial que, además de la asistencia psicológica, deberá determinar quién queda a cargo de la menor.

Comentarios