Edición Impresa, Política

Polémica

Denuncia de la Tupac Amaru

La organización social señaló que se “agravaron” las condiciones de detención de la dirigente Milagro Sala en el penal de mujeres de Alto Comedero, en San Salvador de Jujuy. Dicen que no hay calefacción ni agua caliente. Apuntan a Macri y Morales.


La organización Tupac Amaru denunció ayer que se “agravaron” las condiciones de detención de Milagro Sala en el penal de mujeres de Alto Comedero en San Salvador de Jujuy, al advertir sobre la ausencia de calefacción y la falta de agua caliente.

También denuncian que “las requisas y los maltratos del personal del penal a familiares y amigos de las detenidas se han incrementado” y que no dejan ingresar ropa de abrigo.

“Pese a las bajas temperaturas, deben bañarse con agua helada”, reprochan, tras precisar que la situación también afecta a las militantes de la Tupac Amaru María Molina y Jesús Elba Galarza, detenidas desde hace un mes en el penal.

Advirtieron que producto de este panorama, Sala y otras internas están “evaluando” realizar una “huelga de hambre” a partir de esta semana.

Señalaron además que desde que la organización que lidera Sala convocó a la realización de un congreso para trabajar en la reorganización política del espacio, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales “ha suspendido el servicio de agua caliente” en el penal donde la diputada del Parlasur está detenida.

En este marco, la agrupación kirchnerista aseguró que el presidente Mauricio Macri y el gobernador Morales se toman “revancha” contra Sala al imponerle condiciones más duras de encierro.

“En este estado de situación, el presidente Mauricio Macri y su ministro de Justicia, Germán Garavano, son responsables frente a la comunidad internacional por permitir la violación de los estándares mínimos respecto a las condiciones de detención de personas privadas de su libertad”, enfatizaron a través de un comunicado.

La dirigente social kirchenrista podría iniciar, según comunicó la Tupac Amaru, una huelga de hambre para repudiar las condiciones de detención y además para “exigir la eliminación de las celdas de castigo”.

“Hacemos responsables al contador Morales, al presidente Macri y a su ministro de justicia por la integridad física de Milagro Sala y de las demás internas que la acompañan”, concluye el comunicado.

La dirigente social Milagro Sala fue detenida el 16 de enero de este año acusada por Morales de “instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real”, denuncia que luego fue ampliada bajo los cargos de “asociación ilícita agravada” y “defraudación a la administración pública”.

Comentarios