Ciudad, Edición Impresa

Dengue: municipio espera el inicio de un brote local

Es por la aparición de larvas aedes en los distritos, el clima y los repetidos casos en países limítrofes.

La aparición de larvas del mosquito aedes aegypti en la ciudad en los relevamientos que está realizando la municipalidad durante los distintos distritos, la multiplicación de casos de dengue en países limítrofes a la Argentina, como Brasil, Paraguay y Bolivia, y las condiciones climáticas actuales conforman un cóctel que preocupa a la Secretaría de Salud al punto que su titular, Lelio Mangiaterra, explicó a este diario que es “muy probable” que se presenten casos de esa patología viral en Rosario. “El panorama está complicado”, sintetizó el funcionario, quien remarcó que se están realizando todas las tareas necesarias para evitar un brote. Ante este escenario, ya está convocado para el próximo miércoles 23 –día anterior al feriado puente– el denominado Comité del Dengue, compuesto por representantes de distintas áreas del Estado, tanto provincial como municipal, para evaluar medidas a seguir frente a una amenaza latente que puede despertarse en cualquier momento.

“En los operativos siempre se encuentran larvas, Rosario no es una ciudad estéril. Estamos ante un panorama complicado y preocupante porque hay una circulación del virus especialmente en países vecinos. Además la humedad elevada y la ausencia de frío sirven como marco ideal para que se reproduzcan los mosquitos. Es por eso que digo que es muy probable que nos encontremos con que el virus empiece a circular en la ciudad”, remarcó el secretario de Salud municipal.

Mangiaterra destacó que se están realizando distintas tareas para prevenir el brote de la enfermedad. Al Comité del Dengue concurrirán autoridades de la Dirección de Parques y Paseos del municipio y del área de Vectores; también representantes del Ministerio de Salud de la provincia y de ciudades vecinas a Rosario para evaluar los pasos a seguir ante un panorama que no deja de preocupar. Además, el profesional informó que el lunes y martes de la semana que viene se profundizarán las tareas de descacharrización, sobre todo en la zona noroeste de la urbe.

“Las larvas pueden aparecer en todos los distritos, pero hay zonas que son más vulnerables. Por eso estamos poniendo especial atención en aquellos lugares donde hubo casos de dengue en ocasiones anteriores. Estamos esperando los informes completos para establecer un verdadero mapa”, resumió.

Si bien las temperaturas han bajado en los últimos días no son lo suficientemente bajas como para eliminar de manera natural los vectores transmisores del dengue. “En general abril y mayo son meses donde suele mantenerse el calor en esta región. Ojalá viniera una corriente de frío porque ayudaría mucho a combatir al aedes. Igual, dadas las circunstancias actuales y el marco en el que estamos es muy probable que tengamos casos de dengue en Rosario”, insistió.

Sobre los operativos que se están realizando –y que abarcarán un total de 2.000 viviendas de todos los distritos–, la directora de Servicios de Información en Salud de la cartera sanitaria local, Analía Chumpitaz, remarcó que el objetivo del relevamiento es “poder evaluar la situación de la ciudad y, de esa manera, tomar medidas de control y prevención”, a la vez que señaló que la identificación del índice larvario contribuirá a una detección más confiable de las zonas en riesgo de infestación y permitirá a las autoridades sanitarias optimizar las estrategias a implementar para evitar la enfermedad.

Durante el control de viviendas se realiza una inspección peridomiciliar, en la búsqueda de los recipientes que puedan servir como criaderos, tanto aquellos que contengan agua como los que se encuentren vacíos. También se toman muestras de aquellos recipientes en donde se detecten larvas, para posteriormente en el laboratorio entomológico definir si son o no Aedes u otra especie de mosquito.

Las autoridades insisten con la recomendación para todos aquellos viajeros que regresen con algún síntoma febril que consulten de manera inmediata al médico para evitar que se agrave la patología y poder realizar el bloqueo de la enfermedad. Además, aconsejan la utilización de repelente para prevenir de esta manera, en caso de portar el virus del dengue, infectar a mosquitos trasmisores.

Por su parte, la titular de la Dirección de Parques y Paseos del municipio, Ángela Villademoros, realizó un llamado público a la ciudadanía para que adopte medidas preventivas para evitar un brote del mal. “Lo que hacemos es un llamado a los vecinos nuevamente a que por favor revisen sus patios, dentro de su propiedad, todos los recipientes que puedan contener agua que puedan permitir que se críen los aedes. Los índices larvarios se miden siempre dentro de las viviendas. Se le pide autorización a los vecinos, se ingresa y se toma la muestra, por lo que Salud hace todo un operativo donde se hace tratamiento focal, una serie de actividades más complementarias que son importantes y de prevención”, indicó.

“Seguimos con las fumigaciones y además se han dividido los horarios para optimizar y que sea más efectivo el tratamiento. Se trabaja durante la mañana y las últimas horas de la tarde en lo que es el tratamiento espacial”, continuó.

“Con respecto al aedes se están haciendo las evaluaciones de las larvas en los laboratorios. Una vez más hacemos un llamado a la población de que por favor tiren todos aquellos recipientes que puedan contener agua o que los den vuelta para evitar prolongar el ciclo del mosquito. La presencia de las larvas sumado a gente que pueda estar viniendo de afuera de la ciudad cargando la enfermedad, hace que si esos mosquitos llegan al estado adulto y pican a una persona enferma puedan llegar a hacer una trasmisión. Si la gente ayuda y revisa los patios en los próximos días sería algo muy bueno”, concluyó Villademoros.

Comentarios