El Hincha, Newell's Old Boys

Liga Profesional

Demasiado castigo: Newell’s jugó un flojo partido y cayó 1-0 con Sarmiento en el Parque

En un choque de bajo vuelo futbolístico, el elenco de Junín le ganó por un detalle. Bastó un tiro libre bien ejecutado y un equipo replegado para exponer a un Rojinegro lleno de voluntad pero carente de ideas

Foto: Juan José García

Se cortó la racha. El interinato en el banco leproso no pudo mantener su camino de éxito y en un partido de bajo vuelo futbolístico, Sarmiento le ganó por un detalle. Bastó un tiro libre bien ejecutado y un equipo replegado para exponer a un Newell’s lleno de voluntad pero carente de ideas. Y si bien la derrota no complica la posición en la tabla copera, frena ese impulso que había en el Parque de que todo estaba solucionado.

La ausencia de Sforza esta vez se sintió. Con un rival replegado y bien cerrado, Newell’s carecía de un volante iniciador de jugadas. Era demasiada responsabilidad para el pibe Esponda y por eso tuvieron que improvisar en esa función Juan Garro, bajando a posición de mediocampista, o Velázquez y Ditta, con las lógicas imprecisiones en el pase de dos zagueros.

A la Lepra le regalaron la pelota, pero no supo cómo darle valor. Se entretuvo con toques intrascendentes y cuando los hinchas se impacientaban desde las tribunas, el pelotazo pasó a ser la alternativa, con escasos resultados. Así, el primer tiempo fue un fiasco futbolístico sólo sostenido en emociones por un Coloso que tras tres triunfos al hilo se puso al hombro el partido.

El partido castigó la impericia de Newell’s en el arranque del segundo tiempo. Justo cuando la Lepra había inquietado a Meza con un remate de Reasco y un intento de Garro, Licha López inventó una falta de cara al arco y Arismendi ejecutó al gol con un remate potente al palo de un Morales que estaba muy tirado al medio.

Marcador abajo, la impotencia se hizo presente y también se notaron más las ausencias. El banco se suplentes le ofrecía a Coria escasas alternativas confiables y si bien Cristian Ferreira parecía ser la mejor opción, la demora en su ingreso expuso su fragilidad física, el gran problema de este Newell’s en toda la temporada.

Pudo igualar con un cabezazo Juanchón, pero el partido se hizo muy pesado para los pibes. Y fue derrota, que deja en claro que la necesidad de un técnico es algo para resolver y que las lesiones golpean demasiado duro. Ganar tres partidos seguidos frenó urgencias y acomodó a Newell’s en zona de Sudamericana. Pensar en algo más es un delirio.

Comentarios