Ciudad, Edición Impresa

Irritación

Demanda por un protector solar

En los Tribunales provinciales comenzó un juicio colectivo, iniciado a nivel nacional, contra un laboratorio por los problemas causados en bebés y niños por una pantalla solar. Aseguran que tres años después, siguen sufriendo secuelas.


En el marco de una causa colectiva iniciada a nivel nacional, en los Tribunales provinciales comenzó una demanda por daños y perjuicios contra el laboratorio Andrómaco. Quienes la presentaron son padres que usaron –tanto en bebés como niños– el producto Dermaglós Protector Solar en diciembre de 2013 lo que les causó daños en la piel tales como reacciones alérgicas y dermatitis. Esto ocurrió y causó indignación en todo el país. En un primer momento la firma dijo desconocer la causa para luego informar que la había retirado del mercado.

Según alegan los denunciantes durante el resto de ese verano no pudieron exponer a sus hijos al sol, ya que si lo hacían resurgía la reacción en la piel. El problema continúa y actualmente cada vez que exponen a sus chicos a la luz solar, principalmente el rostro, se irrita más de lo normal y muchas veces les genera también ardor en la piel.

En la demanda se solicita el resarcimiento por los daños a la salud y moral del menor. También los padres piden el denominado “daño punitivo”, que es una especie de multa que tiene fines sancionatorios y preventivos. El juicio está radicado en el Juzgado en lo Civil y Comercial de la 7ª nominación, a cargo de Marcelo Quiroga

Cientos de casos

Una de las abogadas de los consumidores, Valeria Schvarz, contó que fueron “cientos de casos en todo el país porque se trata de un producto de venta masiva”. “Fueron bastantes los damnificados y, obviamente, niños porque se trata de un factor de protección alta nuevo, que recién salía al mercado y fueron muchos los chicos que sufrieron estas lesiones en la piel”, señaló.

“A partir de esto hubo una causa colectiva. Los usuarios comenzaron a hacer los reclamos a partir de diciembre de 2014 sin obtener ningún tipo de respuesta por parte del laboratorio, haciendo denuncias también en el Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) lo que obligó a sacar el producto de circulación”, indicó.

La profesional contó que se intentaron varios acercamientos con el laboratorio. “Cada usuario por su cuenta ha intentado reclamos y más que nada que les den una explicación, alguna respuesta sobre cuál es la consecuencia de este producto en la piel ahora y a futuro. Hoy en día hay chicos que no pueden exponerse al sol o se exponen y les vuelven a salir nuevas reacciones alérgicas. Ante picaduras tienen reacciones alérgicas que antes no tenían. Hay mucha incertidumbre sobre qué va a  pasar con la piel de estos chicos que tuvieron estas lesiones”, remarcó.

“La empresa no ofrece ninguna respuesta. En su momento la propuesta fue que le entregaran el producto en cuestión y en contraprestación se les entregaría un set de otros productos de la misma empresa. La gente realmente se sintió muy destratada sobre todo en un tema tan delicado como cuando hay chicos de por medio, bebés y niños pequeños”, siguió.

La defensora relató que primero se inició una mediación judicial para tratar de tener algún acercamiento, que haya alguna explicación para que los padres queden tranquilos pero que “del laboratorio no fue nadie, fueron sus representante legales”.

“Se inició una demanda colectiva que se esta llevando adelante en Buenos Aires y ahora en cada una de las localidades donde hubo gente damnificada se están llevando adelante las demandas individuales. Acá todavía no tuvimos ninguna respuesta porque como Santa fe no está adherida a la Ley de Defensa del Consumidor no tiene el beneficio de defensa gratuita para todos los consumidores dado el grado de desigualdad que hay entre un consumidor y un empresario así que estamos en la etapa de lucha para hacer valer los derechos de los consumidores”, señaló.

En su momento, el laboratorio publicó un escueto comunicado sobre la situación. “Cabe destacar que los estudios realizados al producto durante las etapas de prueba y luego de su lanzamiento indicaron que cumplió sus funciones de manera adecuada y sin generar reacciones adversas. Laboratorios Andrómaco continuará realizando exhaustivas investigaciones sobre el producto de referencia. Por este motivo, en forma voluntaria, Laboratorios Andrómaco decidió de manera preventiva retirar el producto Dermaglós Solar FPS 70 de la venta”, fue su texto.

Los padres de los bebés afectados decidieron crear un grupo de Facebook (Dermaglós FPS 70) donde cuentan sus experiencias, se organizan para reclamar y hasta suben fotos de sus hijos con las alergias. Ya hay más de 3.000 miembros.

Comentarios