El Hincha

US Open

Delpo, triunfo, adiós a Manu y lo que viene para los de acá

Avanzaron Del Potro y Pella. Perdieron Berlocq y Andreozzi, mientras que este martes debutan Bagnis, Schwartzman, Delbonis y Mayer.


Juan Martín del Potro avanzó sin apuros a segunda ronda del Abierto de Estados Unidos de tenis luego de pasar por encima del estadounidense Donald Young este lunes en tres sets. El de Tandil, campeón en Nueva York en 2009, se deshizo de Young por un contundente 6-0, 6-3, 6-4 en apenas una hora y 45 minutos de juego.

También ganó Guido Pella y perdieron Carlos Berlocq y Guido Andreozzi. Este martes Leo Mayer enfrentará al serbio Laslo Djere y habrá choque de argentinos entre Federico Delbonis y Diego Schwartzman. El otro argentino de la competencia es Facu Bagnis, que la tendrá compleja ante Gael Monfils.

Del Potro aterrizó en Flushing Meadows con ganas de revivir la experiencia que lo encumbró en la élite con su triunfo hace casi una década (2009) y arrancó de la mejor forma posible.

Tras ganar en marzo en Indian Wells su primer Masters 1000 y luego de coronarse también en Acapulco, el argentino mira ahora a su torneo favorito para afianzar su tercera posición en el ranking de la ATP, el mejor lugar de su carrera ocho años después de llegar hasta el cuarto puesto.

El nuevo Louis Armstrong Stadium lo recibió como a uno de sus favoritos, coreando su nombre y alentándolo en cada punto a pesar de estar enfrentándose a un tenista local. El albiceleste jugaba en casa.

Con un récord de 29-8 en la prueba antes del partido y luego de haber caído en cuatro sets en semifinales en 2017 ante el español y posterior campeón Rafael Nadal, Del Potro gritó presente en esta edición desde el comienzo, con un aplastante 6-0 en un visto y no visto.

En 22 minutos, Del Potro dejaba claro que quería acabar deprisa. Ocho winners a dos, tres errores no forzados contra 11 y 3/5 quiebres lo ponían de manifiesto.

Young hizo un amago de meterse en el partido en la segunda manga, rompiendo el servicio de su adversario en el primer juego, pero su felicidad apenas duró unos minutos. Del 0-1 al 0-2 y, de éste, a un 5-2 que no tardó en convertirse en un definitivo 6-3 poco después.

El tercer set fue el más igualado pero el tandilense no tardó en sellar su victoria, cediendo únicamente siete juegos en toda la contienda.

Ahora, en segunda ronda chocará contra el también estadounidense Denis Kudla (N.72), con el escocés Andy Murray en el punto de mira como su posible rival en la tercera fase.

Del Potro también se refirió a otra figura emblemática. Ya le había dedicado la victoria sobre Donald Young a Manu Ginóbili , y después amplió su opinión sobre el retiro del mejor basquetbolista argentino de la historia: “Creo que se retira un ejemplo del deporte nacional, un tipo que ha dado mucho para toda la Argentina desde adentro y afuera de una cancha de básquet, en su vida personal y profesional ha hecho cosas que nadie creía que se pudieran lograr, y lo hizo, y jugó hasta los 41 años, que mantener ese nivel a cierta edad no es fácil. He compartido momentos únicos con él, he tenido charlas con él sobre lesiones, sobre mentalidad en la competencia; hemos compartido cenas. Como argentino siempre vamos a estar agradecidos por lo alto que llevó nuestra bandera, y por lo respetado que es a nivel mundial. Ojalá que en su nueva etapa lo haga tan bien como lo hizo en el básquet”.

Mientras, el bahiense Guido Pella pasó por encima al noruego Casper Ruud en tres sets y avanzó a la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos, en una primera jornada que tuvo las eliminaciones de Carlos Berlocq y Guido Andreozzi ante dos rivales preclasificados.

Pella, 66º del ranking de la ATP, no tuvo dificultades para deshacerse del joven noruego de 19 años por 6-4, 6-4, 6-1 en apenas dos horas y ocho minutos de partido. El argentino firmó un encuentro sobrio y sin apenas errores en el que su primer servicio marcó la diferencia.

No en vano, apenas cometió dos errores no forzados, sumó 9 “aces”, tuvo un acierto del 69% con su primer saque y ganó el 84% de los puntos con el mismo.

Además, aprovechó cinco de los ocho quiebres de los que gozó y salvó el único que podría haberle hecho su contrincante.

El albiceleste, que iguala con esta victoria el mejor resultado de su carrera en el US Open, chocará ahora contra el ganador del duelo entre el británico Kyle Edmund y el italiano Paolo Lorenzi.

En tanto, Berlocq y Andreozzi se despidieron al perder en primera ronda ante el canadiense Milos Raonic (N.25) y el estadounidense Jack Sock (18°), respectivamente.

Berlocq peleó y consiguió ganar un set pero Raonic demostró por qué está llamado a hacer mucho ruido en el campeonato al superarlo por 7-6 (7/4), 6-4, 1-6, 6-3 en dos horas y 40 minutos.

Andreozzi, por su parte, no fue rival para una de las mayores esperanzas que tienen los norteamericanos en firmar un gran resultado en su casa.

Sock, un especialista con su saque, barrió al albiceleste en sets corridos de 6-0, 7-6 (7/4), 6-2 en menos de dos horas de juego.

El estadounidense firmó 36 “winners”, por los 20 de Andreozzi, así como 10 “aces”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios