Política

Munición gruesa

D’Elía: “A Macri hay que fusilarlo en la Plaza de Mayo”

El titular del partido Miles despotricó contra el presidente tras acusar a los funcionarios del gobierno de haber fugado "50 mil millones de dólares al extranjero, a cuentas off shore de ellos". "Son unos ladrones, Macri y todo el Gabinete son unos mafiosos", disparó


El titular del partido Miles, Luis D’Elía, estalló contra el presidente Mauricio Macri al asegurar que “habría que fusilarlo en la Plaza de Mayo delante de todo el pueblo”.

“A Macri habría que fusilarlo en la Plaza de Mayo delante de todo el pueblo. Es un hijo de re mil puta”, despotricó el dirigente social y político en declaraciones a Canal 22.

Para refrendar sus dichos, D’Elía recordó que a José de San Martín y a Manuel Belgrano no les tembló el pulso cuando ordenaron ejecuciones contra “los traidores” en las campañas independentistas.

“San Martín, en la campaña libertadora, ¿a cuánto traidor fusiló? Belgrano, en la expedición del Norte, ¿a cuántos (otros)? Ninguno de los dos dio bola y ordenaban con mano firme”, comparó.

El exabrupto de D’Elía contra Macri se produjo luego de que acusara los funcionarios del Gobierno de haber fugado “50 mil millones de dólares al extranjero, a cuentas off shore de ellos”.

“Son unos ladrones, Macri y todo el Gabinete son unos mafiosos, unos delincuentes”, sentenció.

Para el dirigente kirchnerista, el plan de ajuste acordado con el FMI se da en el marco de una “crisis autoinflingida, generada a los efectos de instalar un modelo de saqueo”.

“Vinieron a saquear la Argentina. Macri es representante de una élite mundial que sueña con un planeta gobernado por las corporaciones, donde desaparezca no solo la democracia sino los estados-nación”, consideró.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.