Policiales

Femicidio

Degollaron a una mujer y arrojaron su cuerpo a un desagüe

Roxana tenía 39 años y vivía violencia doméstica. La Policía detuvo a su ex pareja quién tenía restricción de acercamiento y una causa por violencia de género


Una mujer de 39 años fue degollada y su cuerpo fue arrojado a un desagüe en la localidad mendocina de Alvear. Su pareja fue arrestado. Tenía una restricción por una causa por violencia doméstica, según informaron fuentes policiales habría confesado la autoría del crimen.

El femicidio ocurrió el  lunes, alrededor de las 8, en la calle C, entre 10 y 12. Roxana Ferreyra, tenía 39 años,  el principal sospechoso es Ramón Castro, de la misma edad, quien ya había sido imputado en una causa por violencia de género por golpear a Ferreyra y a una de las hijas con un martillo, en una causa que estaba a punto de pasar a juicio oral y se mantenía vigente una restricción de acercamiento.

Ferreyra y Castro tenían tres hijas de 8, 9 y 19 años, mientras que la mujer además había sido madre de un joven de 22 de otra relación.

Las sospechas apuntan a que Castro sorprendió a Ferreyra cuando circulaba en su moto, la derribó y tras una discusión, le cortó el cuello, le clavó una puñalada en la espalda y luego arrojó su cuerpo por un barranco.

Poco después del hecho, en la comisaría de la zona se recibió un llamado telefónico en el que el Castro confesó lo que había hecho, aunque aseguró que no sabía si su ex mujer había muerto por el ataque.

La Policía atrapó al sospechoso en una zona descampada, situada a unos 1.500 metros del lugar en el que se cometió el femicidio, cuando se había trepado a un árbol a esperar su arresto.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios