Edición Impresa, El Hincha

Debacle institucional

El cimbronazo político arrastró también a 35 miembros de las distintas subcomisiones de la institución de Arroyito. “No soporté más el autoritarismo”

usandizaga

Enrique Genovar

La crisis ya está instalada definitivamente en Rosario Central. Tras una semana muy agitada renunciaron ayer cinco dirigentes, tres de los cuales  pertenecen a la agrupación Mística Canalla. Ricardo Milicic renunció al cargo de secretario general, mientras que Gabriel Di Benedetto dimitió a la protesorería, Ricardo Barrionuevo dejó el puesto de vocal titular que ostentaba y Diego Vaiman ya no es más síndico suplente. Horacio Molina, quien no pertenece a Mística, también dejó su cargo.

En cambio, Ileana Di Vanni (síndico titular) va a continuar en el cargo, ya que los otros dos síndicos de la comisión directiva no están en sus funciones por distintos motivos. Además, con el correr de las horas irán presentando la renuncia alrededor de 35 personas, las cuales también pertenecen a esta agrupación que hasta aquí formaban las distintas subcomisiones que tiene el club.

Los motivos que llevaron a los dirigentes mencionados a dejar su cargo fueron que no compartían gran parte de las “decisiones” adoptadas por el presidente.

La renuncia más resonante es la de Milicic, uno de los hombres más importante que tenía esta comisión directiva y que ocupaba el cargo de secretario general con todo lo que eso significa en una comisión.

Milicic encabezó innumerables gestiones y la más encumbrada fue, sin lugar a dudas, el acercamiento de las partes para que Rosario Central pueda adquirir el predio de Arroyo Seco (ver página 19).

Vale aclarar que estatutariamente el club no queda acéfalo, ya que el número de integrantes de la comisión directiva que continúan permite la gobernabilidad de la institución.

Con las renuncias suscitadas en la tarde de ayer, ya suman 15 los dirigentes que se fueron con la salvedad de que Pedro Aleart dejó el cargo que ocupaba al inicio del mandato de Usandizaga porque fue nombrado gerente del country canalla de Arroyo Seco.  

De ahora en más no hay dudas de que el funcionamiento de la institución ha quedado diezmado. Porque más allá de los dirigentes que abandonaron su cargo se han ido aquellas personas que trabajaban en los distintos estamentos del club.

La tormenta azotó al club y los daños están a la vista. Ahora dependerá del presidente Horacio Daniel Usandizaga que no sean irreversibles.

Comentarios