Edición Impresa, El Hincha, Rugby

Regional

De Rufino a Las Delicias: Santiago Chocobares demostró estar a la altura


Tan sólo un puñado de partidos en primera le bastaron a Santiago Chocobares, de 18 años, demostrar que puede utilizar la camiseta número doce de Duendes, casaca que hasta hace muy poco tuvo como dueño a Jerónimo de la Fuente. Y además de correr detrás de la ovalada, el back estudia kinesiología.

Chocobares es oriundo de Rufino y su club de formación es Los Pampas, de dicha ciudad del sur santafesino. El back llegó a Duendes en 2017 para incorporarse al plantel de Menores de 19 años, pero desde hace un mes fue promocionado al plantel superior.

“Tengo la suerte de poder compartir con el plantel superior el último mes recién, es la primera vez que vivo todo esto. Es una locura como lo vive todo el club semana a semana”,  dijo el rufinense.

Chocobares se integró al sistema de entrenamiento de la UAR en mayo de 2016, prácticamente, cuando finalizó el secundario estudiando arriba del auto en los viajes entre su ciudad natal y Rosario.

Tras rendir los parciales de kinesiología con éxito, Chocobares recibió la convocatoria a la concentración del seleccionado argentino de Seven que se realizó durante esta semana.

El rufinense integra la nueva camada de jugadores que empujan el recambio generacional en Duendes.

“Somos varios chicos de 18 años en el plantel superior, todos nos ayudan y mucho cuando nos toca jugar, todos te apoyan, uno se siente muy tranquilo a la hora de jugar”, expresó Santiago.

Sobre su nueva vida con la verdinegra, sentenció: “Jugar en Duendes que es un club impresionante, campeón y con mucha historia, es una locura. Poder jugar acá, que es uno de los mejores clubes de rugby de la Argentina, y ser parte del primer equipo de Duendes es algo muy hermoso”.

Si te gustó esta nota, compartila