Edición Impresa, Política

De populistas y marxistas

Binner volvió a cuestionar por asistencialista a Cristina Fernández y pidió un gobierno de “derechos”. El diputado Toniolli respondió que lo ve al ex gobernador como a Marx, pero Groucho, el humorista.


El diputado provincial del Partido Justicialista Eduardo Toniolli respondió ayer los dichos del ex gobernador Hermes Binner sobre el carácter “populista” –en su acepción peyorativa–  del gobierno nacional al señalar que el dirigente socialista “hace política con un ojo en las encuestas y otro en los intereses de las grandes corporaciones mediáticas”, y agregar que “el problema es que se enreda cuando hay contradicción entre ambas”. “No queremos un gobierno populista”, había dicho Binner en la Feria del Libro de Buenos Aires, a lo que el dirigente del Movimiento Evita respondió con una ironía: “Binner es marxista, pero de Groucho Marx”.

“Hay una frase de Marx –pero de Groucho, el humorista– que lo pinta de cuerpo entero: «Estas son mis convicciones, si no les gusta, tengo otras»”, retrucó el diputado santafesino del kirchnerismo.

Consultado por la prensa en torno de los dichos del ex gobernador santafesino, Toniolli señaló que Binner “hace política con un ojo en las encuestas y otro en los intereses de las grandes corporaciones mediáticas, el problema es que se enreda cuando hay contradicción entre ambas”.

En esa línea, Toniolli agregó que “esto último se evidenció la semana pasada, cuando primero se mostró contrario a la estatización de YPF, y luego de observar que el humor social era ampliamente favorable a la medida tuvo que desdecirse, como ( el jefe de gobierno porteño, Mauricio) Macri”.

Gobierno de derechos

“No queremos un gobierno populista, queremos un gobierno de derechos que garantice salud, educación, trabajo y vivienda”, había dicho Binner durante un debate en la Feria del Libro, frase que disparó ayer la respuesta del legislador.

Toniolli señaló que la administración de Cristina Fernández de Kirchner “defiende el interés nacional y el de las mayorías populares en cada medida que está tomando”, y agregó: “Si Binner quiere llamar a eso populismo allá él, pero que sepa que los argentinos construimos una sólida mayoría de apoyo a esta gestión en base a realidades efectivas, a medidas que fueron sacando a millones de nuestros compatriotas de la exclusión y la miseria”.

El referente del Frente Amplio Progresista (FAP) encabezó el pasado lunes en la 38º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires el panel de debate “Los desafíos del progresismo en la Argentina actual”, donde enfatizó: “Nosotros nunca fuimos antiperonistas, pero tampoco menemistas ni kirchneristas”.

“Aceptamos siempre la voluntad de la gente cuando votó a sus representantes, pero de ninguna manera nos hemos comprometido en cargos ni en políticas que no compartimos ni filosóficamente ni en la práctica, y hemos votado en contra”, agregó el dirigente socialista. En este sentido, recordó: “Nosotros votamos en contra de la privatización de YPF y el petróleo sin ninguna duda”.

“El kirchnerimo confunde todo. Para ellos gobierno, partido y Estado es lo mismo y creemos que hay que separarlos. No negamos los votos que ha sacado, pero no se puede mezclar gobierno con partido y menos aún con Estado, que tienen funciones absolutamente bien definidas por la Constitución”, analizó Binner en clave republicana.

El ex gobernador santafesino criticó que en Argentina se habla “mucho de números pero no se habla de la gente. No sabemos cuál es la mortalidad infantil, cuáles son las enfermedades del trabajo, y no se explica por qué la gente no tiene vivienda”.

Y concluyó: “No queremos un gobierno populista, nosotros queremos un gobierno de derechos, un gobierno que garantice salud, educación, vivienda y trabajo”.

Comentarios